Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del euro

Apetito por las materias primas

Los inversores apuestan por el oro y el acero ante el deterioro de los mercados de deuda y la especulación de que EE UU reforzará las medidas de estímulos.- El BCE alivia la presión sobre los países bajo sospecha

Como suele suceder cada año si las crisis no lo impiden, los inversores confían en que el final del ejercicio venga acompañado del tradicional rally alcista. En esta ocasión, parece que ya saben cuál será la apuesta que les reportará más beneficios: las materias primas. Ante el deterioro de los mercados de deuda en Europa y con la perspectiva de más dinero para las medidas de estímulo en Estados Unidos, el oro, la plata, el acero y el petróleo están en niveles de máximos.

La razón del repunte está en que si la economía mundial mejora, para lo que se confía en el tirón de los países emergentes ante las dificultades que afrontan los desarrollados, aumentará la demanda de estos productos. Por este motivo, el oro ha marcado hoy un nuevo máximo histórico intradía en 1.410 dólares la onza, aunque a continuación ha moderado su ascenso. La plata también ha marcado su valor más alto en 30 años, con 30,68 dólares la onza, y el acero se cotiza sobre los 9.000 dólares por tonelada por primera vez en la historia. El petróleo, por su parte, también se ha intercambiado esta mañana sobre los 90 dólares el barril, su máximo en dos años.

Aunque este apetito por las materias primas se traduce en optimismo para la renta variable al apuntar a una mayor actividad económica, al mismo tiempo se traduce en salidas de la deuda soberana, máxime en los actuales tiempos de crisis y con la amenaza de que a partir de 2013 puede dejar de ser una apuesta libre de riesgo. De hecho, hoy ha bajado la demanda de los bonos de todos los países del euro y si esto no se ha traducido en más presión sobre los periféricos ha sido porque el BCE ha seguido comprando títulos de Irlanda, Portugal y Grecia.

El riesgo país de Irlanda baja con fuerza

Gracias a la intervención del instituto emisor han bajado sus primas de riesgo, que equivale al sobreprecio que han de pagar los Estados por sus bonos con respecto a los alemanes, de referencia por su estabilidad. Y eso que hoy el bund también ha visto la salida de inversores. Por la tarde, la prima de riesgo española bajaba más de 5 puntos básicos hasta los 224 puntos básicos, aunque hoy la que más descendía era la irlandesa , 22 puntos básicos hasta los 509.

En las Bolsas , el verde ha sido la tónica dominante en toda Europa. Entre los principales parqués europeos, el Dax alemán ha logrado superar los 7.000 puntos por primera vez desde verano de 2008, con lo que vuelve a los niveles previos a la caída de Lehman. En España, el selectivo Ibex 35 ha cerrado con una subida inferior al del resto por el lastre de la banca con un 0,35% y de nuevo se ha quedado a las puertas de los 10.000 enteros, con lo que mañana abrirá en 9.924 puntos.