Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del euro

La UE aprueba el rescate a Irlanda formalmente

Salgado defiende desde el Ecofin que aumentar el fondo de ayuda "no es necesario en este momento".- Un miembro del BCE advierte a los gobiernos de que Europa no es un bazar

Los países de la UE han aprobado hoy formalmente la aportación de los Veintisiete al rescate de Irlanda, que precisamente también hoy debe aprobar sus Presupuestos para 2011 con el duro plan de ajuste anunciado para reducir el déficit. En total, los Estados miembros destinarán a la ayuda 45.000 millones del total de 85.000 millones de los que se compone el rescate, aunque no se trata de dinero constante y sonante, sino de avales. Además, hoy también se ha confirmado que Irlanda deberá devolver los fondos con un interés ligeramente por debajo del 6%, según han informado a Efe fuentes europeas.

Además, los ministros también han aprobado las condiciones que acompañan al rescate y que pasan por "la reestructuración del sistema bancario, reformas para potenciar el crecimiento económico y la reducción del déficit público al 3% del PIB en 2015". Con la decisión de hoy, la UE aprueba formalmente la ayuda, que le dio su visto bueno el 28 de noviembre, así como la prolongación por un año más de la fecha límite para que Irlanda sitúe su déficit por debajo del 3%, hasta 2015. Esta ampliación también fue consensuada en la reunión extraordinaria de ministros de Finanzas europeos que se celebró ese día.

Dublín deberá devolver el dinero con un interés ligeramente inferior al 6%

España aportará 2.600 millones a través de avales

Por otra parte, los ministros reunidos en el Ecofin de hoy en Bruselas han defendido el rechazo a ampliar el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, con capacidad para movilizar 750.000 millones y que se estrenará con la ayuda a Irlanda, que debe aprobar sí o sí sus cuentas para el próximo año si quiere recibir el dinero. Según ha afirmado la vicepresidenta española, Elena Salgado, este mecanismo de emergencia se diseñó " con una cantidad importante". "Y entendemos que es suficiente", ha añadido antes de asegurar que "nunca estuvo pensado para España". "Está pensado para eventualidades que pudieran surgir y, en ese sentido, tiene un tamaño que nos parece razonable", ha insistido la ministra española del ramo.

Aunque hay quien asegura que el debate sobre la ampliación del fondo sigue abierto, como Didier Reynders, ministro belga de Finanzas, país que ejerce la presidencia de turno de la UE, el rechazo a la propuesta del Ejecutivo alemán dirigido por Angela Merkel deja poco margen para que vea luz verde a corto o medio plazo. Hoy el miembro del consejo ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE), Juergen Stark, ha respaldado los argumentos de Berlín al asegurar que cada estado miembro de la eurozona deber ser "responsable" de su propia deuda. "No estamos en un bazar, donde los políticos piden y el BCE responde", ha advertido Stark en una entrevista al diario Sueddeutsche zeitung.

Del total, España aportará a través de avales 2.600 millones, tal y como se había anunciado. La propia Irlanda contribuirá a su rescate al financiar la mitad de las medidas destinadas a apoyar el sector bancario, con 17.500 millones extraídos de sus reservas para el sistema de pensiones. En cuanto al resto de los fondos hasta completar los 85.000 millones, Bruselas aportará 22.500 millones con cargo al presupuesto comunitario, la misma cantidad que dará el Fondo Monetario Internacional. De fuera de la eurozona vendrán 3.800 millones en préstamos bilaterales del Reino Unido, otros 400 de Dinamarca y 600 desde Suecia.

La asistencia solicitada por Irlanda el 22 de noviembre pasado será destinada a recapitalizaciones inmediatas de los bancos (10.000 millones), la creación de un fondo de contingencia para eventuales necesidades adicionales de la banca (25.000 millones), junto con 50.000 millones para estabilizar las cuentas públicas.

Strauss-Kahn visita Atenas para supervisar el plan de ajuste

El director gerente del Fondo Monetario Internaconal (FMI), Dominique Strauss-Kahn, tratará hoy en Atenas con el Gobierno de Grecia la necesidad de que el país siga al pie de la letra el plan de austeridad para salvarle de la quiebra. Las autoridades griegas se han comprometido a reducir el déficit fiscal en 30.000 millones de euros en cinco años, de los 36.000 millones en 2009 a los 6.000 millones de euros en 2014.

El pasado mes de abril, la Unión Europea (UE) aprobó un plan de rescate a Grecia con un préstamo trianual de 110.000 millones de euros, en el que el FMI participa con 30.000 millones de euros, mientras que el resto corre a cargo de los países de la zona del euro.

Más información