Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno de Canarias denuncia a los controladores por sedición y desobediencia

Las pérdidas en el sector turístico se cifran en más de 16 millones de euros

Los servicios jurídicos del Gobierno de Canarias han presentado ante la Fiscalía de Las Palmas de Gran Canaria una denuncia contra los controladores aéreos que abandonaron de forma masiva sus puestos de trabajo en la tarde del pasado viernes. Para el Ejecutivo regional existen indicios suficientes para imputar al colectivo de controladores aéreos por los delitos de contra la administración pública, sedición y desobediencia. En este sentido, el presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha justificado la medida judicial ante las pérdidas millonarias que se han registrado en la economía canaria. Según los últimos datos que baraja el gobierno canario y la patronal turística, las pérdidas en el sector superan los 16 millones de euros. "Es lamentable que ahora que hay una clara recuperación de la llegada de turistas a Canarias y por lo tanto una incidencia muy clara en el empleo no podemos permitir que unos pocos desestabilicen la comunidad de Canarias y generen incertidumbre en los aeropuertos de Canarias", señaló Rivero.

En el texto de la denuncia, el Gobierno de Canarias considera que la huelga de los controladores ha tenido "repercusiones negativas para los ciudadanos canarios y para los intereses de Canarias ya que se ha obstaculizado, de forma absoluta, la normal prestación del servicio lo cual es imputable a la conducta manifiestamente ilegal del colectivo de controladores".

Por otra parte, la situación de los aeropuertos canarios comienza a normalizarse durante la mañana de hoy, con un total de 106 operaciones de un total de 833 vuelos previstos, según informa Aena. Del mismo modo, las consecuencias del cierre del espacio aéreo canario provocaron un aumento en el tráfico marítimo para intentar solventar el transporte entre las islas. En este sentido, el responsable del área de Transportes, Juan Ramón Hernández, informó que las navieras que operan en el Archipiélago han transportado un total de 21.000 viajeros, lo que corresponde a 140 vuelos cancelados. La crisis aérea en el Archipiélago afectó a más 96.000 personas.