"No estoy en condiciones de ofrecerle control"

Relato del diálogo entre la torre de Vitoria y un helicóptero militar que quería aterrizar pero que solo lo logró tras la intervención de un coronel

Eran aproximadamente las 10,30 horas de la mañana cuando el forzado silencio que reinaba en el espacio aéreo se vió interrumpido por una comunicación entre un helicóptero militar y la torre de control de uno de los tres aeropuertos del País Vasco. "No estoy en condiciones de ofrecerle control", respondieron desde el el aeródromo de Vitoria a un helicóptero militar que intentaba aterrizar.

A esa hora el caos en los aeropuertos españoles era total después de casi veinte horas sin control aéreo, lo que provocó el cierre de todo el tráfico. No había ni control de operaciones en tierra, ni control de salida y aproximación de aeronaves, pero tampoco control de sobrevuelos de tráficos que atravesaban el espacio aéreo español sin origen ni destino aquí.

Más información
Rubalcaba confirma que "el 90% de los controladores ya trabaja" y anuncia consecuencias

En Vitoria la situación era sensiblemente diferente. Ningún pasajero reclamaba porque los sábados no hay vuelos de pasajeros -el resto de la semana sólo hay uno- y apenas si estaban previstas algunas operaciones de carga, un vuelo ejecutivo, y numerosos vuelos privados de avionetas del aeroclub local.

La ansiedad y la carga de trabajo no era por lo tanto una variable en ese momento, y menos en una instalación aeroportuaria para la que, tanto la dirección del aeródromo como las instituciones locales, provinciales y regionales, buscan mayor ocupación.

-Helicóptero: "(Indicativo) para torre de Vitoria, estamos entrando en su espacio aéreo, ¿podría facilitarnos condiciones meteorológicas y datos del campo?

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

-Torre de Vitoria: "No estoy en condiciones de ofrecerle control".

En una situacion normal le hubieran facilitado la temperatura, el indice que mide la condensación del aire, la velocidad y dirección del viento así como la altura de las nubes, pero sobre todo el QNH (la presión atmosférica en milibares con la que se calibra el altimetro y sin cuya corrección se puede producir un accidente al estar a una altitud equivocada).

-Helicóptero: "Voy en dirección a su aeropuerto...¿me podría dar el QNH?"

La banda de frecuencia modulada aérea, en la parte alta de las asignadas a las emisoras comerciales de FM, se quedó congelada...

-Torre: Largo silencio... "QNH 1016"

-Helicóptero: "Gracias Vitoria"

Para entonces un coronel del ejército del aire ya había comunicado a los controladores que estaban bajo sus órdenes. Pero todavía no podían asumir las tareas de control, tenían que esperar a la declaración de Estado de Emergencia para poder tomar el control definitivamente. Un hecho que previsiblemente se iba a producir a las 13 horas.

El coronel y la dirección del aeropuerto, acompañados por los controladores militares y numerosos agentes de la Guardia Civil esperaban noticias para intentar devolver la instalación a la normalidad lo antes posible. Practicamente a esa misma hora, las 10,30 de la mañana, varios pilotos se acercaron a la oficina de tráfico para presentar sus planes de vuelo.

"Me lo han rechazado, ¿y a ti?", preguntaba uno de ellos. "También...", aluden a un NOTAM (Notice to Airmanavisos a los aviadores), el A2295. Este indicativo especificaba que no se podían aceptar planes de vuelo en las áreas de control de Madrid (Vitoria depende de control Madrid), Barcelona y Canarias, la tres que hay en España "due to lack ATC service (debido a la falta de servicio de control de tráfico aéreo)". "¿Y si despego sin control porque no está en condicioones de dármelo, va a estar en condiciones de expedientarme, o tampoco", añadió el primero.

Poco después de las trece horas quien estaba al frente de la la torre de control fue advertido de que negarse a hacer su trabajo había dejado de ser un hecho civilmente punible y quedaba bajo la jurisdicción militar. El aviso cambió la relación de fuerzas. A eso de las dos y media el primer avión despegaba de Vitoria. El Notam fue cancelado y al controlador se le pasó la indisposición. "Autorizado a despegar EC-GEB", se escuchó desde la torre de control.

El primer avión que despega del aeropuerto de Málaga.
El primer avión que despega del aeropuerto de Málaga.JULIAN ROJAS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS