Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno amplía a 37 la lista de empresas citadas en Moncloa

Planeta, Banco Sabadell, Globalia, Hispasat, Hoteles Riu y Técnicas Reunidas también acudirán a la cita, aunque sigue habiendo ausencia

Los servicios de Presidencia han ampliado en siete empresas lista de las empresas que acudirán el sábado al encuentro con José Luis Rodríguez. Son Abertis, Globalia, Banco Sabadell, Planeta, Hispasat, Hoteles Riu y Técnicas Reunidas. Los responsables de estas compañías recibieron la notificación a media mañana. Algunas de las empresas incluidas en esta segunda fase habían expresado su malestar por no estar en la relación inicial cuando sí estaban otras empresas similares, quizá porque se tuvo en cuenta que cotizan en el Ibex 35. Pero, en Presidencia se han percatado a tiempo de que el tejido empresarial español cuenta con entidades más allá el selectivo de la Bolsa española.

Aunque la relación inicial contiene a las principales grandes empresas del país, la ampliación responde a una clara rectificación después de haber comprobado que quedaba coja en algunos sectores y que había empresas que por su potencia y presencia internacional sí merecían estar presentes, sobre todo en términos comparativos con otras que habían sido convocadas.

Petra Mateos, de Hispasat, y posiblemente Carmen Riu, de Riu Hoteles, serán las únicas mujeres de la reunión

Es el caso claro de Abertis. La única razón para su exclusión inicial era la participación mayoritaria de La Caixa y ACS en su capital; pero lo mismo podría decirse de Gas Natural Fenosa, controlada por la misma caja catalana y Repsol, que sí estaba presente en la primera convocatoria. Además, el presidente de Abertis, Salvador Alemany, preside también el influyente Círculo de Economía de Barcelona, donde se agrupan los principales empresarios catalanes.

Precisamente, otras dos entidades catalanas estarán en La Moncloa: el Banco Sabadell y Planeta. El Sabadell, presidido por Josep Oliú, ha logrado en los útlimos años un crecimiento que le ha acercado al Popular con adquisiciones como la del Atlántico y Guipuzcoano. Por su parte, José Manuel Lara, presidente de Planeta, refuerza la presencia del mundo editorial, donde sigue habiendo ausencias significativas.

En la recomposición se ha incluido también a Hispasat, lo que supone la presencia de la única mujer, Petra Mateos, a la reunión, aunque podrían ser dos si se confirma que en representación de Riu acudirá su consejera delegada, Carmen Riu. Hispasat es una empresa semipública con participación, precisamente, de Abertis y Petra Mateos es una mujer que ha hecho su carrera en la órbita de la administración pública mayormente. Se ha integrado también a Técnicas Reunidas, presidida por José Lladó, un empresario de dilatada carrera y con actividad en gran parte del mundo en el sector de ingeniería.

El salmantino Juan José Hidalgo, presidente del Grupo Globalia, también ha sido llamado en el este nuevo cupo. Refuerza el sector de transportes y el turístico, cuya representación estaba poco dotada, pese a su peso en la economía nacional y su expansión en el exterior. Esa misma explicación se da para la incorporación de Riu, aunque podría esgrimirse para Barceló o Iberostar, por ejemplo, que no van a estar. En el caso de la firma balear Riu también podría asistir otra mujer, Carmen Riu, que comparte el cargo de consejero delegado con su hermano Luis.

No obstante, a pesar de esta modificación, se sigue echando en falta la presencia de empresas como Abengoa, líder en tecnología y en medio ambiente con presencia en 72 países; los autobuses Alsa, que sentaron poderío en el mercado chino; la empresa de perfumes Puig, que se ha convertido en líder sectorial en el mundo con marcas de primer nivel; el grupo Eulen, pese a los líos de familia, o las firmas de abogados Uría, Garrigues y Cuatrecasas... Y aunque hay muchas empresas familiares, también falta el presidente de Mango, Isak Andic, que a su vez preside el Instituto de Empresa Familiar, cargo en el que se estrenó recientemente con unas declaraciones explosivas pidiendo que los funcionarios nuevos pudieran ser despedidos como los empleados privados.

Además, de nuevo no se ha tenido en cuenta a la patronal pese a las críticas lanzadas desde la CEOE, ya que ni su presidente saliente, Gerardo Díaz Ferrán, aunque su ausencia es comprensible al estar en retirada, además de haberse desprendido de su grupo empresarial y tener varios procesos judiciales en marcha; ni ninguno de sus vicepresidente estará el sábado en Moncloa. En su lugar, no pasaría nada si se hubiera invitado al presidente de Cepyme, Jesús Terciado, que representa a la mayor parte del tejido empresarial del país.