Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Repsol seguirá en Ecuador, mientras Petrobrás sale

La petrolera hispano-argentina firma un nuevo contrato de explotación con el Gobierno de Correa que la brasileña rechaza

La empresa hispano-argentina Repsol YPF permanecerá en Ecuador, mientras que la brasileña Petrobras saldrá del país al no haber alcanzado un acuerdo con el Estado en el cambio en los términos de explotación de los yacimientos nacionales, ha asegurado el ministro ecuatoriano de Recursos naturales no renovables, Wilson Pástor.

La firma del acuerdo con Repsol se produjo más tarde que los convenios con el resto de las empresas privadas porque los documentos no estaban listos. Una fuente del Ministerio comentó a Efe que el propio presidente de Ecuador, Rafael Correa, recibió la noche del martes a los responsables de la compañía y mantuvo una entrevista en la que también participó Pástor.

No es ningún secreto que las relaciones entre Resol y el Gobierno de Correa nunca han sido fáciles. Esos problemas arrojaban cierta incertidumbre sobre el futuro de los intereses de la petrolera en el país. En la prensa local incluso circularon en los últimos días rumores relacionados con un fracaso en las conversaciones con Repsol. Sin embargo, los augurios eran buenos, especialmente después de que Correa declarara en un reciente encuentro con la ministra española de Exteriores, Trinidad Jiménez, que había una buena voluntad negociadora.

Nuevo modelo de explotación

El anuncio del final feliz en las conversaciones llegó en una rueda de prensa pocas horas antes de que terminara el plazo (medianoche del martes) para el cambio de los actuales contratos de participación entre Ecuador y petroleras extranjeras. Según el nuevo modelo de contratos, el Gobierno es el propietario del petróleo bombeado y paga a las empresas una tarifa por barril extraído.

Ecuador pagará a las empresas una tarifa de 35,95 dólares por barril, una cantidad que es superior al ingreso equivalente actual de 33,22 dólares por barril, "debido a las importantes nuevas inversiones" que el Gobierno prepara.

Petrobrás, fuera

Pástor apuntó que, aparte de con Repsol YPF, se han alcanzado acuerdos con las empresas Agip, Andes Petroleum, Petroriental y la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP) de Chile. Según el ministro, con la renegociación la renta petrolera que recibe el Estado pasa del 70% al 80%.

Aparte de Petrobras, no aceptaron la renegociación las empresas, Canadá Grande y otras dos compañías que tenían cinco contratos que representan el 14% de la producción de las empresas privadas.

El ministro Coordinador Sectores Estratégicos, Jorge Glas, añadió que con las empresas que se van "se ha planteado una transición ordenada para que las operaciones pasen, a partir de mañana, a manos del Estado ecuatoriano, a manos de Petroecuador".