Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del euro

El Estado incrementa el recorte del déficit gracias a la subida del IVA

La Administración Central cierra octubre con un saldo negativo del 2,96% del PIB.- Economía destaca que el ritmo es más rápido que el del resto de países

Las medidas de ajuste y, especialmente, la subida del IVA siguen dando su fruto en la reducción del déficit. Según ha informado hoy el Ministerio de Economía, el Estado tuvo hasta octubre un déficit de 31.263 millones de euros, equivalente al 2,96% del PIB cuando hace un mes era del 3,45%. Gracias a este recorte del déficit, al que habrá que sumar el de las Comunidades y los Ayuntamientos y restar el superávit de la Seguridad Social para sacar el total, la Administración Central aumenta al 47,3% el descenso con respecto al mismo periodo del año anterior. Hace un año, el Estado registraba un déficit del 5,63% del PIB.

Según los datos facilitados hoy por el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, este déficit fue el resultado de unos ingresos por valor de 115.697 millones de euros, el 25,5% más, frente a unos gastos de 146.960 millones, el 3% menos. En términos de caja -que computa los ingresos y pagos cuando se efectúan y no cuando se comprometen, como hace la contabilidad nacional-, el Estado registró hasta octubre un déficit de 34.850 millones, el 39,5% menos del que tenía en el mismo periodo de 2009 (57.602 millones).

La clave, ha destacado Ocaña, está en el incremento del 44,8% registrado en la recaudación por IVA. Gracias al aumento del impuesto, que entró en vigor en julio, el Estado ha ingresado 14.000 millones de euros más entre enero y octubre que en el mismo periodo de 2009. Si a la mayor recaudación por IVA se le suman otros cambios fiscales como la supresión de la deducción de los 400 euros o los derivados de la estabilización de la economía, el repunte total en los ingresos impositivos alcanza el 10%, equivalentes a 5.220 millones más.

Todos los gastos se reducen menos el capítulo de intereses

En el capítulo de gastos, el efecto de los recortes incluidos en los planes de ajuste se perciben en todos los capítulos, a excepción del de gastos financieros, que crece debido al mayor volumen de deuda en circulación. Los gastos de personal crecen apenas un 1,4% en el año. Los gastos corrientes caen un 3,2%; las transferencias corrientes lo hacen en un 2,2%; las transferencias de capital -donde se incluye el pago de intereses por la deuda-, un 11,4%; mientras las inversiones reales se apuntan un retroceso del 13,7%, ha añadido Ocaña.

Además, su colega al frente de la secretaría de Estado de Economía, José Manuel Campa, ha salido al paso hoy del acecho de los mercados asegurando que España es uno de los países que más rápido está corrigiendo sus desequilibrios. Así, ha destacado que "lo mejor que podemos hacer para generar confianza en la economía española es ejecutar las medidas que se han anunciado en el tiempo y forma" que están programadas. El objetivo, ha añadido, está claro: garantizar que el déficit público no supere el 6% del PIB el próximo año frente al 11,1% registrado a finales de 2009 o el 9,3% que se espera para 2010, y quitar argumentos a los especuladores que colocan a España en el grupo de países que necesitarán el rescate de la UE para hacer frente a sus compromisos de pago.

También sobre el correctivo de los mercados, Ocaña ha asegurado que en "estos momentos difíciles" para algunos países europeos, "los mercados están discriminado positivamente a España". Respecto al riesgo de contagio, ha declarado que "en la medida en que todo ese esfuerzo de austeridad se mantenga y en la medida en que hagamos las reformas pendientes no tendremos ningún problema". "No podemos relajarnos y decir que como ya hemos reducido el gasto ahora sólo que esperar la recuperación; no relajarnos y seguir trabajando", ha añadido. Además, ha coincidido con Campa sobre la necesidad de preparar nuevas medidas. "Para el año 2011 tenemos una serie de compromisos, basta con que hagamos lo que hemos dicho que vamos a hacer, no hace falta nada nuevo", ha insistido antes de reclamar que "en eso -también- tienen que estar las comunidades autónomas y los ayuntamientos".

Valeriano Gómez admite que la Seguridad Social afronta dificultades

El ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, ha advertido hoy de que la Seguridad Social también está viviendo una situación de dificultad "en lo económico" porque la crisis "golpea" el empleo y, en consecuencia, se reduce la afiliación y los ingresos al sistema de previsión.

Pese a ello, cuya traducción inmediata es la disminución en un 28% del superávit de la Seguridad Social hasta octubre, Gómez ha ratificado que el año se cerrará con excedentes y que la salud del sistema de previsión "es una de las mejores de la Europa desarrollada".

En este sentido, el ministro ha recordado que la Seguridad Social tiene, además, un "superávit acumulado del pasado de alrededor de 6 puntos del PIB, es decir más de 60.000 millones de euros".

Más información