Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del euro

El Tesoro paga el precio más alto en dos años por emitir deuda a corto plazo

España corta una emisión de letras a 3 y 6 meses en la parte baja del objetivo previsto con 3.260 millones tras duplicar el interés

El Tesoro Público, tal y como viene ocurriendo desde el rebrote de la crisis del euro con el capítulo irlandés a finales de septiembre, ha vuelto a elevar hoy los precios que paga por su deuda. Considerablemente más caro, habría que decir, ya que se ha visto obligado a duplicar el coste de emitir deuda a corto plazo hasta su nivel más alto en los últimos dos años con tal de superar la mayor aversión al riesgo de los inversores.

Pese a las mayores dudas o gracias a los altos intereses que ha comprometido el organismo dependiente del Ministerio de Economía, se han logrado cumplir los objetivos de la subasta con 3.260 millones. Pese a que se han pedido el doble de títulos de los que al final se han vendido, el Tesoro ha optado por cortar la emisión en la parte baja del rango previsto, fijado en entre 3.000 y 4.000 millones, para no tener que pagar un excesivo sobreprecio por financiarse, ya que al contar en caja con los fondos suficientes para hacer frente a los próximos vencimientos no tiene urgencia por captar más dinero en el mercado ahora que no vive su mejor momento.

Campa: "Que se haya duplicado el coste es lo menos relevante en el contexto actual, tal y como están los precios era lo razonable"

En concreto, frente al tipo del 0,974% que pagó a finales de octubre para sus títulos a 3 meses, hoy ha tenido que ofrecer un tipo marginal, el último antes de cortar la emisión, del 1,870% para vender 2.090 millones de euros. Desde finales de 2008 España no pagaba un precio tan alto por la deuda a más corto plazo de las que emite el Tesoro, aunque hay que recordar que los tipos de interés del BCE estaban entonces en el 2% frente al 1% actual. En el caso de las letras con vencimiento en la próximo primavera, el incremento ha sido de 96 puntos básicos hasta el 2,260%, también su mayor nivel en dos años, y el montante colocado de 1.160 millones.

"No hay dudas sobre la solvencia de España"

El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, ha restado importancia al repunte al afirmar que le "parece lo menos relevante en el contexto" en el que se encuentran España y los mercados actualmente. Según ha añadido, dado como estaban evolucionando los precios en las últimas operaciones, esta subida "era lo razonable". "Lo más importante, y esto es lo que ha ocurrido durante todo este año, es que hemos ejecutado nuestra estrategia de emisión de deuda en tiempo", lo que muestra el interés de los inversores, ha destacado Campa. Preguntado por si el Banco Central Europeo (BCE) está comprando deuda de España, el secretario ha respondido que el organismo es independiente y toma sus decisiones.

En la misma línea, el secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, ha asegurado que el resultado de la operación de hoy del Tesoro "confirma que no hay dudas sobre la solvencia de España", aunque ha admitido que "se ha pagado más" porque los mercados están en una "etapa de volatilidad". En cualquier caso, se ha mostrado confiado en que se resuelvan los problemas "una vez se aclaren todas las dudas sobre Irlanda". Ocaña ha añadido que la situación de España ante esta nueva crisis de deuda "no es cómoda", pero las medidas aplicadas tras el rescate griego en mayo han permitido que sea "mucho mejor" que la de otros países. Asimismo, ha asegurado que seguir ahondando en las reformas pendientes "inmunizará a España contra futuras crisis".

Los expertos explican que el temor de los inversores hacia los países señalados por sus problemas de déficit y deuda, los ya rescatados Grecia o Irlanda y Portugal, señalada como la posible próxima víctima, pero también España o Italia, se centran en los problemas que puedan tener en el corto plazo para pagar religiosamente los intereses comprometidos. De ahí el fuerte repunte de los tipos que se ha visto obligado a fijar hoy el Tesoro. Este encarecimiento de más de 0,9 puntos porcentuales supera ampliamente las subidas registradas en las últimas subastas y que, de media, eran de medio punto porcentual (0,5).