Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del euro

Bruselas ve como un "grave error" comparar la situación de Irlanda con la de España y Portugal

El Ejecutivo comunitario considera que el rescate a Dublín debería ser suficiente para calmar las tensiones sobre Madrid y Lisboa.- Salgado asegura que España cumple "al pie de la letra" con su plan de ajustes

"Es un grave error equiparar la situación en Grecia o Irlanda a la de otros países", ha afirmado hoy Amadeu Altafaj, portavoz de Asuntos Económicos de la Comisión Europea. Altafaj ha precisado que "en Irlanda tenemos un sector bancario en una situación extremadamente difícil, que no es el caso del sector bancario español, que se encuentra en una situación de solidez, pese a la las dificultades".

El portavoz ha señalado que España "no" debe adoptar más medidas de austeridad para evitar el contagio de Irlanda. La posición de la Comisión Europea discrepa de la expresada por el Banco Central Europeo, (BCE) y la reacción de los mercados al anuncio del la rescate de Irlanda.

Esta misma semana José Manuel González-Páramo, miembro del Comité Ejecutivo del BCE, animó al Gobierno español a que adoptara más medidas para recuperar la confianza de los mercados y "evitar cualquier posibilidad de contagio", González-Páramo indicó, en el curso de unas jornadas celebradas en Madrid sobre la nuevas normas de capitalización bancaria celebradas en Madrid, que España debe tomar medidas "con implicaciones en gastos de pensiones, sanidad y en las relaciones entre el Gobierno central y los regionales".

Hoy la vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, ha asegurado que España está cumpliendo "al pie de la letra" el plan de ajustes y que el país cuenta con una economía más diversificada que otros Estados. Salgado también ha apuntado que el sistema financiero español es mucho más sólido que el de Irlanda, por lo que ha descartado la necesidad de un rescate financiero.

Por su parte, los mercados bursátiles registran sensibles pérdidas, lo que se interpreta como que el anuncio del rescate no ha disipado los miedos de que la crisis de la deuda se extienda a otros países.

Los analistas están pendientes de los datos y condiciones del rescate. Todavía se desconoce la cuantía y sobre todo las condiciones que se exigirán a Irlanda.

Frenar las tensiones

Las presiones de la última semana sobre el Ejecutivo irlandés para que aceptara el rescate de la UE y del FMI iban precisamente encaminadas a calmar la situación y a detener "posibles tensiones o efectos de contagio a otras economías de la eurozona de la UE".

Bruselas considera "muy alejadas de la realidad" las especulaciones sobre la posibilidad de que si también Portugal pide asistencia de la UE no queden suficientes fondos para España en el mecanismo de rescate de 750.000 millones de euros en caso de que Madrid acabe necesitando ayuda, según ha dicho el portavoz al ser preguntado por la prensa.

Además, Lisboa ha aprobado un presupuesto "muy ambicioso" para reducir el déficit hasta el 4,6% del PIB en 2011 y ha emprendido reformas estructuales. El Ejecutivo comunitario no tiene dudas de las cifras de déficit y deuda portuguesas pese a las sospechas levantadas por la oposición, según Altafaj.