Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La reestructuración del sistema financiero

El FMI pide que se obligue a La Caixa y Caja Madrid a ser sociedades por acciones

El Fondo reclama profundos cambios en el modelo de cajas.- Las entidades más grandes deberían ser forzosamente compañías con valores (cuotas o acciones)

El Fondo Monetario Internacional (FMI) reclama en su informe sobre España publicado hoy importantes reformas en el sector financiero español, sobre todo en lo referido a cajas de ahorros. El Fondo reclama un cambio legal que reduzca la politización de las cajas y refuerce su capacidad para captar capital. Pero, sobre todo, reclama que se ofrezca a las cajas la posibilidad de convertirse en sociedades tenedoras de acciones (stock-holdings companies), en lo que supondría una vía para su privatización, al menos parcial. El destino natural de esas acciones sería cotizar en mercados secundarios como la Bolsa. El FMI va aún más allá, al solicitar que se obligue a las cajas de ahorros sistémicamente importantes (La Caixa y Caja Madrid, como mínimo) a acometer esa transformación.

Fuentes del Fondo indican que el organismo maneja como un modelo más adecuado el de las antiguas cajas italianas, que se han convertido en fundaciones poseedoras de bancos que son sociedades anónimas. Así, las actuales cajas que optasen por esta vía se convertirían en fundaciones que serían dueñas de las acciones de un banco, el cual podría salir a Bolsa, dar entrada a socios, fusionarse o captar capital con mayor flexibilidad.

En su comunicado, que es el anticipo de un informe más amplio que publicará próximamente, el FMI indica que la actual estructura legal de las cajas de ahorros no es la adecuada para las necesidades de España. Sus expertos critican que sea necesaria la autorización de las comunidades autónomas para las fusiones interregionales, que el sector permanezca cerrado a inversores externos y la escasa capacidad para captar fondos externos.