Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Las soluciones del Gobierno ante la crisis

Los mercados valoran las nuevas medidas contra el déficit

La Bolsa cierra con un alza del 0,81% tras llegar a ganar un 2,7% en el momento del anuncio de Zapatero

Los mercados han encajado positivamente las nuevas medidas de recorte del déficit anunciadas por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Pese a que según ha reconocido el propio Zapatero este conjunto de actuaciones reducirá en unas décimas del crecimiento previsto para 2011, los inversores dan más peso al hecho de que el acelerón que el Ejecutivo quiere dar a la consolidación fiscal permitirá reducir la prima de riesgo de España y refuerza la confianza en su economía.

Según ha afirmado el economista jefe de Inter-Money en una entrevista digital en EL PAÍS, "las medidas supondrán menor estimulo pero servirán para reducir nuestras primas de riesgo". Según ha recordado, en la última semana el diferencial con Alemania ha disminuido a la mitad y "eso es equivalente a una bajada de tipos del BCE y tiene efectos claramente expansivos". En su opinión, las medidas "no impedirán que la economía continúe en la fase de recuperación en la que estamos inmersos, aunque si suponen algo de viento en contra". En este sentido, ha destacado que "la mayor parte de los efectos se notarán en 2011 y para entonces la economía ya estará en fase expansiva". No obstante, el presidente de Analistas Financieros Internacionales (AFI), Emilio Ontiveros, ha explicado que el ajuste del déficit no puede hacerse sólo por la vía del recorte del gasto, sino que es "fundamental" que la economía crezca. Por este motivo, ha subrayado que se debe evitar mezclar "la austeridad y la anorexia".

Los parqués han prolongado las pérdidas de ayer en la apertura en una jornada que apuntaba a la volatilidad en toda Europa. Ante este panorama, la Bolsa española, que estaba muy pendiente de la comparecencia de Zapatero, ha logrado darse la vuelta a las 09.21, justo un minuto después de que las agencias diesen el primer aviso sobre las medidas. El efecto del anuncio ha llevado al selectivo Ibex 35 a ganar hasta un 2,7% a pocos minutos de las 10.00, con lo que se ha situado en 10.281 puntos. Desde los niveles mínimos alcanzados a primera hora en torno a los 9.800 puntos, el ascenso aumenta hasta el 4,79%. No obstante, ha ido reduciendo las ganancias hasta cerrar con un avance del 0,81%, con lo que mañana abrirá en 10.089 puntos.

Todos los grandes valores del Ibex han registrado subidas. Iberdrola ganó el 1,76%; Repsol YPF, el 1,60%; BBVA, el 1,02%; Telefónica, el 0,66%, y Santander, el 0,39%.

En el resto de plazas del Viejo Continente, el dato mejor de lo previsto del crecimiento de la economía alemana ha ayudado a consolidar las subidas a medida que avanzaba la jornada. De hecho, la que más ha ganado al final de la jornada ha sido el Dax de Francfort, un 2,4%. El índice de París, por su parte, se ha revalorizado un 1,3%, el FTSE de Londres un 0,9% y Milán un 0,7%.

Mercados de deuda

En los mercados de deuda, los bonos españoles han retomado tras la pausa de ayer el alivio registrado a raíz de la aprobación del fondo de emergencia de hasta 750.000 millones de la UE y el FMI la pasada semana. Aunque han tardado más que las Bolsas en hacerse eco de las nuevas medidas, la mejora también ha acabado demasiado pronto y se ha centrado en los títulos a dos años. Así, si la deuda española ayer se quedó estancada, a partir de las 10.00 de hoy ha vuelto a reducir su rentabilidad. En el caso de los bonos a 10 años ha logrado bajar del nivel del 3,9% durante unos instantes. No obstante, al cierre de los parqués europeos, volvía a quedarse estancado en el mismo valor de cierre de ayer: 3,91%.

No obstante, ha logrado mantener la prima de riesgo, que es el diferencial frente al bono alemán, de referencia, por debajo de la barrera psicológica de los 100 puntos básicos (98). Frente a esta mejora, los tipos que le exigen a los títulos portugueses, otro de los países que más han sufrido la presión de los inversores al calor de la crisis fiscal de Grecia, aumentaban en un punto básicos al 4,5%. Los griegos, por su parte, bajaban en 14, en cualquier caso un ritmo bastante inferior al de las jornadas previas.

En la deuda a dos años, el recorte en la rentabilidad de los bonos españoles era de 10 puntos básicos a la misma hora, con lo que caía al 1,8% y ponía tierra de por medio frente a los máximos alcanzados la semana pasada (3,13%). El diferencial frente a los bund alemanes al mismo plazo bajaba a 123 puntos básicos. Solo los bonos Griegos con vencimiento en 2012 registraban un recorte similar.