Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España será invitado permanente en el G-20

El Gobierno ha participado en las últimas cumbres también como convidado

España ha logrado la condición de "invitado permanente" a las cumbres del G-20, que reúne a las grandes potencias económcias de todo el mundo, según fuentes de Moncloa. Hasta ahora, el Ejecutivo había tenido que batallar en el campo diplomático para participar en estas reuniones.

La primera vez que lo logró fue en noviembre de 2008, en Washington, en la cita que tenía por objeto con el fin de reformar las bases del sistema financiero mundial. El presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, Zapatero acudió finalmente a la cumbre como parte de la representación europea.

La invitación se repitió para el encuentro del G-20 de abril de 2009 en Londres, pero poco después, la vicepresidenta y ministra de Economía, Elena Salgado, no participó en la reunión informal de los ministros de Finanzas del G-20 en Washington, convocada por Estados Unidos en la sede del Tesoro.

La estrategia del Ejecutivo español ha consitido en lograr amarrar su presencia en el grupo sin pedir el ingreso oficial, para lo que no existe un mecanismo concreto. Ningún país ha ingresado desde la creación del foro, en 1999.

Las próximas cumbres del G-8 y del G-20 se celebrarán juntas en Canadá en junio de 2010, aunque el G-20 se reunirá de nuevo en noviembre en Corea del Sur. En julio pasado en L?Aquila (Italia), Zapatero sólo fue invitado a la última jornada de la cumbre del G-8, pero el presidente esperaba desde hace tiempo acudir a Canadá desde el principio por ejercer de presidente de turno de la U, durante este primer semestre del año. El único mandatario español que ha participado en el G-8 fue Aznar, en junio de 2002, cuando ejercía la presidencia rotativa europea.