Clinton respalda el plan de ajuste de Grecia pero descarta un rescate financiero

El primer ministro Papandreu, que este martes se reúne con Obama, reclama en Washington un control más estricto de los mercados financieros

La secretaria de Estado de EE UU, Hillary Clinton, respaldó este lunes el plan de austerida d anunciado por el primer ministro griego, Yorgos Papandreu, para afrontar la grave crisis económica que atraviesa este país, aunque descartó que vaya a ofrecerle un rescate financiero porque "ni el primer ministro ni Grecia han pedido nada a Estados Unidos", dijo Clinton en una comparecencia conjunta con Panpandreu tras una reunión bilateral en Washington, previa a la que este martes mantendrá Obama y el mandatario heleno.

"No estamos pidiendo dinero. No queremos un rescate financiero", señaló el primer ministro de Grecia, cuya deuda se ha disparado debido a la crisis de sus cuentas públicas. Lo que Atenas busca, según Papandreu, es que Estados Unidos trabaje con la Unión Europea en el marco del G-20 para vencer a la especulación y colocar deuda en los mercados a tipos de interés "correctos". "La crisis financiera por la que estamos pasando en Grecia nos ha hecho muy conscientes de las fuerzas muy fuertes y a menudo sin regulación de nuestro sistema financiero", recalcó el mandatario.

Más información

Los países miembros de la UE negocian actualmente medidas para que Grecia pueda pedir prestado dinero a menores tipos de interés, afirmó el primer ministro, que no quiso ser más específico. La prensa ha informado de que la Unión Europea sopesa la posibilidad de que bancos estatales de Alemania y Francia compren deuda griega.

Grecia registró un déficit el año pasado del 12,7 por ciento de su PIB, en lugar del rango entre el 6 y el 8% que había previsto el gobierno anterior, y su deuda supera el 110% del PIB. La Administración de Papandreu ha presentado un plan para sanear las cuentas públicas que incluye medidas drásticas para reducir los gastos y elevar la recaudación pública.

"Tendremos muchas dificultades en poner en práctica nuestro programa de reforma si unos tipos de interés prohibitivas se comen los beneficios de nuestras medidas de austeridad", alertó el primer ministro durante un discurso en la Institución Brookings previo a su reunión con Clinton.

En la comparecencia conjunta, la jefa de la diplomacia estadounidense mostró comprensión por el momento "difícil" que atraviesa Grecia, y elogió al primer ministro por su liderazgo para resolver los problemas fiscales y económicos. "Entre nuestros desafíos compartidos más apremiantes se encuentra la crisis económica global, que ha provocado despidos, el cierre de negocios y vaciado las arcas públicas, tanto en EEUU como en Grecia", afirmó Clinton.

Ambos también conversaron sobre el apoyo griego en Afganistán, la "integración euro-atlántica" de los países de los Balcanes occidentales, las relaciones entre Atenas y Ankara y las negociaciones sobre el futuro de Chipre.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50