El Guipuzcoano espera mejorar sus resultados e intensificar su relación con la Kutxa y la BBK

El beneficio neto cayó el año pasado un 54% hasta los 28 millones

El Banco Guipuzcoano prevé mejorar sus resultados de 2009, cuando su beneficio neto descendió un 54% al alcanzar los 28 millones, según su presidente, Javier Echenique, quien ha abogado por intensificar "hasta donde sea posible" la relación con sus "socios de referencia", en alusión a la Kutxa y la BBK.

Javier Echenique e Iñaki Azaola, nuevos presidente y director general de la entidad, en sustitución de José María Aguirre y Juan Luis Arrieta, han presentado en una rueda de prensa en San Sebastián los resultados y las perspectivas del banco con motivo de la celebración este mediodía de su junta general.

Echenique ha reconocido que 2010 será un año "difícil", a pesar de lo cual la entidad maneja en estos momentos un "presupuesto que mejora el resultado de 2009", cuando logró un beneficio neto de 28 millones, tras haber destinado 139 millones a dotaciones y saneamientos para hacer frente a la difícil situación económica.

Las prioridades de gestión del banco en 2010 harán hincapié en los "costes y comisiones" y en la morosidad crediticia para tratar de recuperar el máximo de créditos fallidos.

No obstante, el Banco Guipuzcoano se fija como objetivo conceder más créditos "siempre con criterios profesionales" y centra su atención en las pymes y los particulares vinculados a este segmento, ha comentado Echenique, quien ha detallado las líneas principales del nuevo plan estratégico Vamos Juntos con el que la entidad pretende adaptar su organización a la "nueva realidad".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS