Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Deterioro del mercado laboral

El paro español duplica al de los países ricos

La OCDE sitúa la tasa de paro en España en el 19,5%, frente al 8,8% de media del resto

Las cifras de paro en España no cejan, tristemente, en su empeño de destacar sobre las del resto de países desarrollado. El pasado diciembre, según la OCDE, la tasa de desempleo se situó en el 19,5%, un porcentaje muy por encima del conjunto de los países desarrollados, en el 8,8%. En los dos últimos años, el porcentaje medio de parados en España ha aumentado en más de 10 puntos.

Los datos españoles están muy por encima del resto de socios de países que integran el club de los países desarrollados, la OCDE. El siguiente en esta deshonrosa clasificación es Irlanda, otro de las grandes víctimas del estallido inmobiliario y financiero, con un paro del 13,6%.

El dato de la OCDE no coincide con el publicado por el Instituto Nacional de Estadística a finales de enero que situaba el paro en el 18,8% y contaba 4,3 millones de parados, un dato que no publica el organismo internacional.

Más resistencia a la crisis están demostrando los mercados laborales de Australia y Austria, donde el paro apenas supera el 5%. Mención a parte merecen los caso de Corea y Holanda donde queda en torno al 4%, casi lo que en términos puede considerarse como pleno empleo.

También Alemania ha vuelto a demostrar la eficacia de sus medidas para contener el paro en la crisis económica. El paro se ha mantenido en 2009 en un 7,5%. Este comportamiento ha convertido a la primera economía europea en un espejo al que han mirado el Gobierno español y los agentes sociales para buscar medidas que atajen el aumento del desempleo, la principal es la que facilita el ajuste a las empresas a través del ajuste horario en lugar de los despidos.