Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La reforma del mercado laboral

La patronal respalda una reforma laboral "positiva y en la buena dirección"

Los sindicatos no se oponen 'a priori' porque a su juicio no contiene "el giro brusco" que supuso la reforma de las pensiones

Los agentes sociales han recibido de de manos del Gobierno español las líneas generales de una reforma laboral que para la patronal es "positiva", va "en la buena dirección" y supone "un paso importante hacia adelante", aunque es "muy genérica". A pesar de que el documento se ha aprobado este viernes en Consejo de Ministros, el Ejecutivo no ha querido adelantar su contenido hasta que lo conocieran empresarios y sindicatos. Los primeros han saludado una propuesta que esperaban con ansiedad y han apuntado su acuerdo con todas las medidas, aunque echan en falta algunas otras para "modernizar" el mercado de trabajo. Los sindicatos han aprovechado la cita para volver a mostrar su "profundo desacuerdo" con los cambios en las pensiones y han tenido mucho cuidado en no calificar este nuevo plan, aunque han subrayado que no sobrepasa su línea roja y han expresado su disposición al diálogo punto por punto.

En una comparecencia que ha arrancado a las siete de la tarde, el primero en comparecer ha sido el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, que ha señalado que las medidas que contiene, que no ha concretado, son "todas positivas y todas en la buena dirección". Ha avanzado que se iniciará de forma inmediata un "diálogo tripartito constructivo y leal para poder llegar a un acuerdo lo antes posible". Por ello, ha apostado por desarrollar este proceso de diálogo "de manera rápida" y "con profundidad". Sin embargo, no ha querido hablar de "días ni de semanas" pero sí ha subrayado que el acuerdo "lo queremos todos y es imprescindible" y para conseguirlo la CEOE va a hacer el "mayor esfuerzo".

"La palabra despido no está en el documento"

Según el presidente de la CEOE, el documento trata sobre la reducción de la dualidad, fomentar la contratación indefinida y a tiempo parcial, mejorar la contratación de los jóvenes y reformar las bonificaciones a la contratación. Sobre lo que más interesa ahora, el contenido de la propuesta, el dirigente empresarial ha aseverado que es "positivo y lógico" que en el documento del Gobierno "no haya ninguna propuesta concreta", sino que sólo fije los temas a dialogar y deje para el diálogo tripartito "el desarrollo de estas líneas de actuación".

A continuación, ha intervenido el presidente de Cepyme, Jesús Bárcenas, que ha señalado, con menos entusiasmo que Díaz Ferrán, que todas las medidas suponen "un paso importante hacia adelante". Al igual que Díaz Ferrán, tampoco ha desvelado propuestas concretas ya que es un documento "genérico donde cuesta trabajo encontrar temas puntuales" y deben estudiarlo con calma para hacer una valoración más profunda. "La palabra despido como tal no está en el documento, pero hay reformas importantes", ha dicho Bárcenas en contestación a la prensa, y ha dejado claro también que el diálogo social se va a reanudar "inmediatamente". "Creo que debemos tomar un camino rápido de acuerdos. El Gobierno ha hecho un esfuerzo importante. Este documento es un principio y un esbozo de por dónde debe ir la negociación. Empresarios y sindicatos estamos de acuerdo en empezar a negociar pronto, marcando los tiempos y teniendo en cuenta no repetir la experiencia anterior que nos llevó a una ruptura en la negociación y el actual entorno de crisis", ha señalado en su comparecencia, en solitario al igual que la de la CEOE.

Tras ellos han comparecido juntos los líderes sindicales y ha tomado la palabra primero el secretario UGT, Cándido Méndez, que se ha resistido a ofrecer una valoración del texto pero sí ha dicho que "el giro brusco" que supuso la reforma de las pensiones y que tanto ha disgustado a los sindicatos "no se produce ahora". A juicio de Méndez, el contenido de la propuesta "tiene un alcance suficiente, y una flexibilidad suficiente" para poder avanzar en la negociación de la reforma del mercado de trabajo. Sin embargo, el líder de UGT ha advertido al jefe del Ejecutivo que el contexto económico y social en el que se tiene que desarrollar esta negociación "es complicado" debido a crisis y a la polémica que ha provocado la propuesta de reforma de las pensiones.

La "primera impresión" del líder de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, es que no contiene los "elementos más conflictivos" que se barajaban estos días. Toxo ha trasmitido a Zapatero el "fuerte desacuerdo y rechazo" sobre los cambios que se pretende introducir en las pensiones, razón por la que ambos sindicatos mantendrán las movilizaciones que han anunciado. Toxo ha destacado que el documento "sirve para sentar las bases" de la negociación y, aunque ha admitido que "tiene más literatura de la que esperábamos", ha afirmado que "no está vacío de contenido". En principio y a falta de una lectura más a fondo, "no se perciben" a juicio de CC OO indicaciones que den pie a pensar en que el diálogo se pudiera "embarrancar". Con esta propuesta "se dan las condiciones para abrir la negociación" ya que "todos los temas son discutibles". No obstante, ha reafirmado que en materia de pensiones su sindicato y el Gobierno siguen "teniendo un desacuerdo fuerte".