Ericsson despedirá a 1.500 empleados más

La multinacional sueca gana un 65% menos en 2009 por la caída de las ventas de su división de redes

La compañía sueca de telecomunicaciones Ericsson ha hecho público este lunes el balance de 2009 y ha anunciado que su programa de recorte de costes, que preveía la reducción de unos 5.000 empleos, finalmente afectará a 6.500 trabajadores. Ericsson concluyó el año con un beneficio neto de 4.100 millones de coronas suecas (401 millones de euros), lo que supone un retroceso del 65% respecto al año anterior, informa en una nota la multinacional.

El beneficio bruto en ese periodo cayó un 24% con respecto a 2008 hasta los 18.800 millones (1.838 millones de euros). El beneficio operativo, excluyendo gastos de reestructuración, fue de 24.600 millones (2.405 millones de euros), un 5% más, y las ventas ascendieron a 206.500 millones (20.184 millones de euros), lo que equivale a una bajada del 1%. El cash flow (flujo libre) alcanzó los 28.700 millones (2.805 millones de euros), un 30% más.

Más información

Descenso de ventas

En el cuarto trimestre del año la ganancia neta bajó un 82% hasta los 700 millones de coronas suecas (68 millones de euros). El beneficio bruto de Ericsson en ese periodo fue de 6.700 millones (655 millones de euros), un 30% peor. El ingreso operativo, sin contar gastos de reestructuración, se situó en 7.500 millones (733 millones de euros), un 16% menos, y las ventas cayeron un 13% hasta los 58.300 millones (5.699 millones de euros). El cash flow en ese período fue de 13.600 millones (1.329 millones de euros), un 72% mejor. La dirección de la empresa propuso unos dividendos de 2 coronas (0,2 euros) por acción, frente a las 1,85 coronas (0,19 euros) de hace un año.

Asimismo, la filial de telefonía móvil del grupo, Sony Ericsson, registró pérdidas por importe neto de 836 millones de euros al cierre del ejercicio 2009, lo que supone multiplicar por 11 los números rojos del año precedente, mientras que su cifra de negocio alcanzó los 6.788 millones de euros, un 39,6% menos que el año anterior debido al descenso interanual del 40,8% en el número de unidades vendidas, que sumaron 57,1 millones de dispositivos.

Así las cosas, la multinacional escandinava precisa que ha extendido su programa de recorte de costes, que preveía la reducción de unos 5.000 empleos y que finalmente afectará a 6.500 trabajadores. El plan de recortes se puso en marcha en enero de 2009 y debe concluir en el segundo trimestre de 2010. Ericsson cuenta con que su programa de ahorro permita salvar a partir del segundo semestre de este año entre 15.000 y 16.000 millones de coronas suecas (entre 1.466 y 1.564 millones de euros) anuales. Los costes de reestructuración ascenderán a entre 13.000 y 14.000 millones (entre 1.271 y 1.368 millones de euros). Las acciones del fabricante sueco en la bolsa de Estocolmo habían bajado un 3,2% a las 9.08 hora española (8.08 GMT) de este lunes.

Lo más visto en...

Top 50