Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Lotería de Navidad tiene un ganador seguro

Hacienda volverá a ser en 2009 el mayor beneficiario del sorteo

Quedan unos días para el 22 de diciembre pero antes de que llegue el sorteo de lotería de Navidad ya sabemos quién será el ganador. Eeamos o no los afortunados en poseer uno de los números premiados por los bombos, Hacienda recibirá un buen pellizco ese día, según informa Cinco Días.

Este año la Lotería de Navidad distribuirá 2.320,5 millones de euros. De esta cifra, un 70% se repartirá entre los agraciados premiados, un 5% va destinado a sufragar la comisión que reciben los puntos de venta y para hacer frente a los gastos de administración y el 25% restante se lo queda directamente el Tesoro Público.

No es nada nuevo, de hecho, ya en la creación de la lotería de navidad en 1812 se definió este sorteo como una forma del Estado para recaudar ingresos. De esta forma, el Tesoro Público recibió en 2008 una transferencia desde Loterías y Apuestas del Estado de 2.893 millones de euros, un 38,6% más que el año anterior.

Con todo, no será 2009 el año por el que Hacienda obtenga mayores ingresos por parte de la Lotería de Navidad. Según los datos recopilados por la Organización Nacional de Loterías y Apuestas del Estado (ONLAE) hasta el 15 de octubre se espera que este año se venda un 1% menos.

Otro pellizco que puede recibir el Estado le vendrá por los boletos que no sean vendidos en las administraciones de lotería. Todos los décimos no vendidos antes del 22 de diciembre serán devueltos a la Dirección General del Tesoro y Política Financiera del ministerio de Economía y Hacienda. Es decir, que si alguno de ellos resulta premiado, también será el Estado el beneficiario de tal premio.

Hay que recordar que los premios de las apuestas oficiales del Estado, es decir, lotería nacional, primitiva, bonoloto y las quinielas, están exentos de tributación. Sin embargo, las plusvalías obtenidas por los rendimientos generados por dicho premio si que hay que declararlos a Hacienda en la declaración del IRPF.

Una de las principales novedades fiscales que entrará en vigor a partir del 1 de enero es el cambio de tributación de las plusvalías generadas por rentas de capital, cuya tributación pasa del 18% actual al 21% (19% para los primeros 6.000 euros). Esto significa que todos aquellos que resulten ganadores de alguno de los premios 'gordos', y que por ello su patrimonio crezca de forma sustancial, tendrán que 'compartir' con el fisco un poco más que hasta ahora.