Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las bolsas siguen sin saber cómo reaccionar ante la crisis de Dubai

Los parqués europeos sufren caídas generalizadas en una jornada muy volátil.- El emirato ha anunciado que no se responsabiliza de la deuda de Dubai World.- Pérdidas en Wall Street

Nuevo episodio de nerviosismo en las bolsas europeas que han vivido una jornada de ida y vuelta en la que tras recuperarse de las pérdidas a una hora del cierre los inversores han vuelto a apostar por las ventas y han dejado todos los índices en rojo al final del día. Los parqués han estado muy pendientes de lo que ocurría en el emirato, que ha anunciado que no se responsabilizará de las deudas de su conglomerado Dubai World, en el centro de la nueva crisis.

Prueba de la volatilidad existente en toda la sesión, la Bolsa española, al igual que el resto de mercados europeos, daba por amortizada la crisis de liquidez del consorcio Dubai World y comenzaba la semana en positivo con un avance del 0,64% en el Ibex 35 después del cierre al alza del viernes. No obstante, el fuerte desplome con el que han regresado las operaciones al parqué del Emirato tras varios días sin actividad, ha tornado el verde en rojo y, a las 13.00 ya caía un 0,8%. A una hora del cierre, el Ibex se quedaba en unas pérdidas del 0,1%. Al final, el selectivo ha caído un 1,12% para quedarse en 11.644,70 puntos con un mal comportamiento de todo el sector financiero.

La desconfianza de inversores y analistas sobre el verdadero alcance de este nuevo episodio de la crisis sigue presente. Desde ING, por ejemplo, se subraya la preocupación que existe acerca de la posibilidad de que otros mercados emergentes se encuentren en una situación parecida a la de Dubai y en caso de que así sea si esto afectará a los bancos. También existe quienes por ahora claman en el desierto y consideran que el tamaño del Dubai World no es ni mucho menos suficiente para tener un impacto mundial.

Esta doble perspectiva ha estado presente en los parqués europeos que, al igual que el Ibex, han tenido un comportamiento ciertamente volátil para cerrar en pérdidas. Así, con el euro a 1,502 dólares, el CAC-40 parisino se ha dejado un 1,11% y el Dax alemán un 1,05%. El Dow Jones de Wall Street, baremo en el que se han fijado las bolsas del continente y especialmente el Ibex durante la crisis, se ha comportado de manera irregular: ha abierto a la baja, se ha recuperado una hora después y ha vuelto a caer cuando se han conocido los datos de ventas del Viernes Negro, que han sido similares a los del año pasado a pesar de la mayor afluencia de compradores.

Más pérdidas en el Golfo

En cualquier caso, no ha sido un buen día para las bolsas de Oriente Próximo. En concreto, las acciones de la Bolsa de Dubai han cerrado con una severa corrección del 7,19% a pesar del respaldo mostrado por el Banco Central de los Emiratos Arabes Unidos a las entidades de la región, que podrán disponer de facilidades adicionales de liquidez. Con esta decisión, el instituto emisor pretendía reducir la incertidumbre desatada hace unos días tras la petición del holding estatal de una moratoria de seis meses para hacer frente a las obligaciones de su deuda, que asciende a 59.000 millones de dólares (unos 39.000 millones de euros).

Sin embargo, no ha logrado evitar las pérdidas. Por plazas, el índice general del mercado bursátil de Abu Dabi, la capital de los Emiratos Arabes Unidos, ha cerrado con una caída del 8,31%, mientras que en el emirato de Dubái la bolsa ha bajado un 7,30%. Aunque la sangría podría haber sido mayor, ya que el mercado de Arabia Saudí, el más importante de los países del golfo, estará cerrado hasta el sábado, y tampoco ha abierto el de Kuwait, el segundo de la región.