Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

General Motors garantiza el futuro de Figueruelas a largo plazo

El consejero delegado de GM en Europa dice que será una "referencia permanente" para Opel

El nuevo consejero delegado de General Motors Europa, Nick Reilly, aseguró hoy que la planta de General Motors (GM) España, ubicada en la localidad zaragozana de Figueruelas, será "una referencia permanente" para la nueva Opel Europa y garantizó su futuro "a medio y largo plazo".

Reilly se reunió esta mañana en Zaragoza con el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, acompañado por el vicepresidente, José Angel Biel, y por los consejeros de Economía, Hacienda y Empleo, Alberto Larraz, e Industria, Comercio y Turismo, Arturo Aliaga.

En declaraciones posteriores a los medios de comunicación, Reilly apuntó que "aunque GM tiene que acometer una significativa reestructuración en Europa, la planta de Zaragoza será una referencia permanente para nosotros" y añadió que "como la situación financiera de GM ha mejorado estamos encantados de poder mantener el cien por cien de la compañía".

Reilly recordó que, en la jornada de ayer, visitó la fábrica española, lo que le permitió "ser testigo de la profesionalidad de los agentes de la misma al estar con ellos a pie de cadena y con el equipo directivo, así como con los sindicatos". "Tengo la certeza de que vamos a dejar atrás este periodo de incertidumbre dando una opción de futuro", concluyó.

Por su parte, el consejero Larraz señaló que esta visita para Aragón "ha sido muy importante aunque ha tenido mucho de institucional" y avanzó que la reestructuración será "en la línea" del plan de Magna, si bien "habrá algunos retoques que no serán para empeorarlo, sino para mejorarlo".

"Nos ha comentado algo importante, que es poner un calendario de aquí en adelante para abordar el plan de reestructuración y trabajar conjuntamente con ellos y con los sindicatos en un proyecto que tiene mucho que ver con el que se pactó con Magna aunque con algunos detalles diferentes que no serán para empeorarlo, sino para mejorarlo", aseveró.

El titular autónomo de Economía destacó que "es la primera vez que Reilly visita la planta en profundidad y se ha llevado muy buena impresión de ella". "Estamos muy positivamente impresionados porque para nosotros es bueno que GM haya retomado este trabajo. Estamos más acostumbrados a hablar con ellos que con otras empresas", señaló.

Además, el consejero Aliaga consideró que en la visita se han puesto de manifiesto "las fortalezas de la planta en aspectos tecnológicos, la importancia de las dos líneas de producción y los tres modelos que se fabrican". "Ha hecho un comentario muy positivo referente a los trabajaores y ha dicho que están muy bien preparados para la construcción del Meriva", reconoció.

El titular autónomo de Industria relató que para Reilly "ha quedado claro que la planta seguirá siendo clave en la nueva Opel Europa y eso nos da margen para negociar esos retoques que hay que hacer al plan de Magna".

En una entrevista que hoy publica el diario Frankfurter Allgemeine Zeitung, Reilly señala que General Motors tomará decisiones drásticas para sacar a flote su filial europea Opel "que afectarán a ciertos países más duramente que a otros".

Explicó que "no tenemos necesariamente que cerrar platas, sino reducir la capacidad. Tenemos que reducir una parte de los costos estructurales y hay varias formas de hacerlo".

"No quiero hablar todavía de los detalles, pero reducir la capacidad un 20 por ciento en las diez plantas con las que contamos, no significa necesariamente cerrar dos plantas", agregó.

General Motors planea recortar en un año entre 9.000 y 10.000 puestos de trabajo de los 50.000 que aproximadamente mantiene en Europa, incluido Vauxhall. Reilly confirmó que GM investirá 3.500 millones de euros en un plan de saneamiento "que creemos puede funcionar", si bien "los próximos años serán muy duros y no sólo para nosotros. El mercado está por los suelos".