Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los países de la UE darán una respuesta conjunta al plan de GM sobre Opel

General Motors tiene previsto presentar su plan sobre su filial europea hacia finales de esta semana.- En principio, Figueruelas tiene su futuro asegurado

Nuevos tiempos para la Unión Europea también en materia de reconversión industrial. Los ministros de Industria de los países con plantas de Opel, reunidos este lunes en Bruselas, han llegado a un acuerdo para dar una respuesta conjunta al plan de reestructuración que será presentado a finales de esta semana por la matriz estadounidense General Motors.

"Hemos acordado que ningún país se reúna de forma unilateral con la empresa" hasta entonces, ha asegurado tras la reunión el presidente de la región belga de Flandes, Kris Peeters. General Motors tiene previsto presentar a finales de esta semana su plan de reestructuración al comité de empresa europeo, y los países de la UE con fábricas de la empresa analizarán los detalles en una reunión con la Comisión Europea que se celebrará el 4 de diciembre en Bruselas.

La anulación de la venta de Opel a Magna fue anunciada a principios de noviembre por el productor estadounidense, que encontró en su filial europea una tabla de salvación y el principio de su cambio de modelo. La noticia sorprendió a todos los gobiernos con plantas de producción de la marca y especialmente al alemán, que ofreció una serie de ayudas condicionadas a la venta que los estadounidenses ya han empezado a devolver.

La postura de GM y el futuro de Figueruelas

El presidente del gigante automovilístico estadounidense General Motors (GM) en Europa, Nick Reilly, también estuvo presente en la reunión, donde explicó en términos generales el plan de saneamiento. "No estamos influenciados por ningún gobierno ni ayuda", quiso aclarar Reilly tras el encuentro, en el que confirmó que el coste de la reestructuación ascenderá a unos 3.300 millones de euros, de los que parte saldrán de la matriz y otra parte de ayudas estatales. "No creo que los Gobiernos sean reticentes a las subvenciones de estado si se respetan las normas comunitarias", aseveró.

En España, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, se ha entrevistado recientemente con el responsable de GM en Europa, Nick Reilly, del que obtuvo un compromiso sobre el futuro de la planta de Figueruelas , una de las más productivas del grupo pero amenazada continuamente por los despidos por los intereses de Alemania de mantener abiertas las plantas de Opel en su país.