Reino Unido realizará un rescate sin precedentes de RBS

La entidad escocesa deberá vender su negocio asegurador y Lloyd's ampliará su capital en más de 23.000 millones de euros

El banco británico Royal Bank of Scotland (RBS) deberá desprenderse de su negocio asegurador, así como reducir su presencia en el sector bancario de Reino Unido mediante la venta de diversos activos en el país, a raíz del principio de acuerdo alcanzado entre el Tesoro británico y la Comisión Europea sobre las ayudas públicas al banco. RBS participará en el programa de garantía de activos del Gobierno británico, por el cual el Estado inyectará capital en la entidad por importe de 25.000 millones de libras (28.223 millones de euros). EL Gobierno pasará a controlar el 84,4% del accionariado de RBS, frente al 70% actual, lo que supondrá el mayor rescate público a un banco hasta la fecha, con ayudas mayores que las que recibieron Citigroup y Bank of America en Estados Unidos.

Más información

RBS tendrá que vender su red de oficinas en Inglaterra y Gales y sus sucursales bajo la marca NatWest en Escocia, lo que supone la venta de 318 oficinas, con 1,7 millones de clientes minoristas, cerca de 6.000 empleados y 20.000 millones de libras en activos. Según apuntó ayer el diario Financial Times, el Santander podría estar interesado en pujar por estos activos. La entidad escocesa calcula lque a venta de estos activos, en conjunto, representa una reducción del 14% de su negocio minorista en el país.

Bruselas ha dado de plazo hasta 2013 para que RBS se desprenda de su división de seguros, líder en el mercado británico. IBS se ve forzado a seguir los pasos del banco holandés ING, al que Bruselas impuso también la separación de su negocio asegurador para poder recibir ayudas públicas.

Otra entidad británica, Lloyd's Banking Group, participado en un 43,5% por el Estado, ha decidido ampliar su capital en 21.000 millones de libras esterlinas (23.263 millones de euros) para evitar un mayor control del Gobierno. Lloyds no participará en el plan de garantía de activos tóxicos del Tesoro, que hubiera elevado la participación pública en la entidad hasta el 63%.

Esta ampliación de capital, la mayor jamás realizada por un banco británico, se realizará mediante la emisión de 13.500 millones de libras en acciones (14.962 millones de euros) que irá acompañada por un canje de títulos por importe de 7.500 millones de libras (8.301 millones de euros).

Lloyd's ha recibido el compromiso del Tesoro de acudir a dicha ampliación de capital con el objeto de suscribir el número de acciones correspondiente para conservar su actual participación del 43,5% en la entidad.

Como consecuencia de las negociaciones entre el Tesoro y la Comisión Europea sobre las ayudas públicas al banco, Lloyd's espera verse obligado a vender en los próximos cuatro años unas 600 sucursales de su negocio minorista, lo que implica una reducción del 19% de los activos hipotecarios de la entidad.

Lloyds abonará al erario público comisión de 2.500 millones de libras (2.770 millones de euros) en contrapartida por la protección implicita recibida.

"Como consecuencia de la mejora en la confianza proporcionada por el plan de garantía de activos y la mejora de las condiciones del mercado, Lloyd's puede captar suficiente capital a través del mercado sin la necesidad de apoyo adicional de dicho programa", ha declarado un portavoz del Tesoro.

Sin salir de Reino Unido, Barclays también ha anunciado hoy novedades sobre su proceso de reestructuración. En concreto, la entidad creará dos nuevas divisiones para separar sus negocios de banca minorista y de inversión, así como ha aprobado la salida de Frits Seegers, uno de los máximos ejecutivos de la entidad hasta la fecha y responsable del modelo ahora en revisión.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción