ING cae un 18% en bolsa tras anunciar que se divide en dos

La entidad holandesa pretende separar sus divisiones de banca y seguros para centrarse en el negocio bancario europeo.- Acuerda con Bruselas su proceso de transformación y ampliará capital en 7.500 millones

Las acciones de ING han caído en picado tras anunciar por sorpresa que se divide en dos para centrarse en el negocio bancario europeo. La entidad holandesa ha retrocedido un 18% en el listado de valores del Eurostoxx 50, arrastrando al índice un -1,78%.

El conglomerado ha afirmado que se va a dividir en dos para, en el plazo de cuatro años, convertirse en una entidad centrada en el negocio bancario en Europa tras vender todas las operaciones de seguros. Dentro de este proceso de transformación que la entidad ha pactado con la Comisión Europea y del que ya dio un primer aviso al separar sus divisiones de banca y seguros hace unos meses, se completará con la venta de activos fuera de la UE, como ING Direct USA, y se llevará a cabo junto a una ampliación de capital por 7.500 millones de euros.

Más información
ING eleva a 8.000 millones los activos que quiere vender

Además, ha adelantado que "explorará todas las opciones existentes" para estas desinversones incluyendo salidas a bolsa, ventas y otro tipo de transacciones. Por su parte, según han resaltado desde ING Direct España, la filial con la que opera en nuestro país, la reestructuración "refuerza" a la entidad dentro de la estrategia con la el grupo afronta el futuro al cumplir con sus apuestas principales: que su principal negocio es el tradicional bancario y su localización geográfica dentro del Viejo Continente.

Gracias a esta reestructuración, que los analistas preveían pero no en tan corto plazo de tiempo, ING prevé devolver el 50% del dinero recibido por el Estado holandés, lo que supondrá el desembolso de 1.300 millones de euros. Además de la futura entidad centrada en el negocio bancario europeo, el grupo completará su organigrama con "alguna pequeña unidad" en otros mercados. En base a sus cálculos, la división reducirá las cuentas de ING en un 30% con respecto a los niveles que tenía antes de la intervención del Gobierno en 2008.

"Hoy estamos anunciado una serie de acciones lógicas que proporcionan un plan claro para resolver la incertidumbre creada por la crisis financiera y que supondrán el alumbramiento de una nueva era para ING", según ha destacado el consejero delegado del grupo, Jan Hommen. Según ha añadido, la segregación del negocio asegurador reducirá la complejidad operativa del grupo. "Las negociaciones con la Comisión Europea sobre el plan de reestructuración han actuado como catalizador para acelerar la decisión estratégica de separar completamente las operaciones de seguros y las bancarias", explica ING, cuya junta extraordinaria de accionistas tendrá que aprobar el plan el próximo 25 de noviembre.

Nueva compañía para las hipotecas en Holanda

Además de su división de banca en Estados Unidos, ING también creará una nueva compañía en el mercado minorista holandés que incluye sus operaciones hipotecarias en Nationale-Netherlanden y en Westland Utrech, que contará con una cuota de mercado hipotecario del 6% y será también vendida.

Según destaca Reuters, el anuncio de ING es el ejemplo más destacado hasta la fecha del cambio de actitud de la Comisión Europea a la hora de controlar a los bancos que han recibido ayudas públicas para evitar posibles distorsiones en la libre competencia del sistema financiero europeo. En este apartado, la agencia recuerda que los analistas ya pusieron en duda que la venta de activos por hasta 8.000 millones de euros que confirmó en abril fuese suficiente para concluir con éxito la reestructuración.

El grupo consiguió dejar atrás las pérdidas consecutivas desde el tercer trimestre de 2008 entre abril y junio pasados con 71 millones de beneficios.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS