Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Salgado cuestiona la "ética" de la pensión del ex número dos del BBVA

El PP afirma que el pago de 52,2 millones a Goirigolzarri es "llamativo" e IU reclama impedir estas indemnizaciones por ley

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, ha subrayado este miércoles que la pensión del ya ex número dos del BBVA, José Ignacio Goirigolzarri, ha sido "una decisión de los accionistas" del banco, aunque ha admitido que cabe "una consideración de ética" sobre el asunto.

"Yo creo que no tenemos que opinar sobre esos temas", fue su primera respuesta en los pasillos del Congreso, preguntada por los periodistas sobre el hecho de que el es consejero delegado del BBVA vaya a cobrar una pensión de 3 millones de euros al año. En todo caso, merecería "una consideración de ética sobre la que saben cuál es la opinión del Gobierno pero, en todo caso, es una decisión de los accionistas", ha remachado la vicepresidenta.

Desde Izquierda Unida, Gaspar Llamazares ha insistido en que se deben tomar medidas legales para impedir este tipo de retribuciones. "Es un escándalo internacional", ha añadido antes de explicar que "una cosa es que un alto cargo de un banco tenga emolumentos importantes y otra cosa es que tenga emolumentos escandalosos, tanto directos como mediante pensiones".

Más comedido, el responsable de Economía del PP, Cristóbal Montoro, se ha limitado a comentar que resulta "especialmente llamativo" que en tiempos de crisis el BBVA haya reservado 52,5 millones para la pensión vitalicia de Goirigolzarri. Tras recordar en línea con la vicepresidenta que las decisiones que se adoptan en empresas privadas corresponden a sus propietarios, ha admitido que "en un momento de crisis" en el que hay tantas personas que pasan "dificultades", "hay cosas que se vuelven especialmente llamativas". Sin embargo, se ha mostrado aliviado por el hecho de que la entidad no haya recibido ayudas públicas.

Frente a la moderada opinión de Montoro, el diputado popular Vicente Martínez-Pujalte ha criticado que la indemnización le parece "fatal", dado que se produce en tiempos de crisis económica y de abundantes despidos. "A título personal", Pujalte ha dicho "como ciudadano de la calle" que no puede comprender que una gran empresa establezca una pensión de más de 3 millones de euros por año para un alto directivo "en un momento en el que las familias y las pymes tienen dificultad para acceder al crédito".

No obstante, ha destacado que el BBVA se lo puede permitir porque es una entidad financiera privada que "va bien" y cuenta año tras año con unos altos beneficios.

Para los sindicatos, los secretarios generales de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT,

Cándido Méndez, han denunciado que las condiciones con las que el ex consejero delegado abandonará la entidad no es coherente con la reclamación de los empresarios de abaratar el despido.