La morosidad baja por primera vez en dos años

El impago de los créditos concedidos se mantiene en niveles de 1996, en torno al 4,5%

La morosidad de los créditos concedidos por los bancos, cajas y cooperativas que operan en España a empresas y particulares se situó en el 4,48% en junio, lo que supone el primer descenso de la tasa desde julio de 2007, debido sobre todo al descenso de los créditos dudosos de las cajas.

Este es, en pocos días, el cuarto buen dato sobre morosidad. El 11 de agosto se supo que las empresas habían mejorado su compromiso de pago a niveles de hace dos años y sólo dos días después, en consonancia con el dato que se ha conocido hoy, se conoció una reducción del número de personas en la lista de morosos, que quedó en 2,4 millones de deudores.

Aunque la morosidad sigue en niveles de 1996, por primera vez en casi dos años ha tenido un ligero descenso, ya que ha pasado del 4,56% registrado en mayo al 4,48% de junio, según los datos publicados hoy por el Banco de España. El inicio de la crisis económica y el aumento del paro hicieron que la tasa empezara a subir de manera ininterrumpida mes a mes desde julio de 2007, una tendencia que se acaba de romper.

Más información

En cualquier caso, en términos interanuales, el salto de este indicador sigue siendo muy grande, ya que la tasa de junio triplica al porcentaje de créditos morosos del 1,60% que el sistema soportaba en junio de 2008.

Si hablamos de cifras absolutas, la morosidad crediticia de junio significa que el saldo total de créditos dudosos que tenían concedidos bancos, cajas y cooperativas de crédito sumaba 80.538 millones de euros, frente a los 81.700 millones de mayo, lo que implica un descenso de 1.162 millones, mucho más suave que el incremento de 2.683 millones de mayo respecto a abril.

Las cajas, las más afectadas

Según la normativa española, las entidades financieras clasifican los créditos como dudosos cuando su titular, particular o empresa, acumula tres meses consecutivos de impago. Las cajas de ahorros se mantuvieron en junio, una vez más, como las entidades financieras con más morosidad, ya que alcanzaron una tasa del 5,01%, si bien fueron las que más redujeron su tasa (desde el 5,20% de mayo).

Su cartera dudosa pasó a situarse en 44.521 millones de euros (1.574 millones menos que un mes antes) para un volumen crediticio total de 888.502 millones, 3.376 millones superior al de mayo.

Por el contrario, los bancos fueron las únicas entidades que aumentaron su índice de mora en junio, si bien su tasa sigue siendo inferior a la de las cajas. Así, su morosidad se situó en el 4,01%, frente al 3,94% de mayo, tras acumular un volumen absoluto de impagados de 32.522 millones, por encima de los 31.929 millones que tenían al cierre del mes anterior.

Estas entidades también vieron crecer su cartera crediticia total en comparación con el mes anterior, ya que ascendía a 809.810 millones de euros, 555 millones más que en mayo.

Cerrando la lista, las cooperativas de crédito terminaban junio una vez más con la menor tasa de morosidad del sistema, al registrar el 3,63%, inferior además al 3,83% del mes anterior, resultante de una cartera dudosa de 3.495 millones de euros dentro de un volumen crediticio total de 96.158 millones.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción