Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Montilla exhorta a los empresarios a cambiar el modelo

El presidente de la Generalitat, a favor de que se alargue la vida laboral para garantizar las pensiones

Cambiar el modelo económico no es fácil, no se hace de hoy para mañana. Hace falta la implicación de toda la sociedad, por supuesto de las administraciones, pero también de las empresas. El Gobierno catalán "está haciendo los deberes, muchas empresas también, pero tienen que aumentar su esfuerzo e invertir más en investigación e innovación", la palanca del cambio y de la salida de la crisis. Esto es lo que ha pedido hoy el presidente de la Generalitat, José Montilla, a los empresarios catalanes, en la conferencia inaugural de las 25 Jornadas del Círculo de Economía, que se celebran en Sitges (Barcelona). En el mismo acto, el comisario europeo, Joaquín Almunia, ha asegurado que se está saliendo de la recesión una vez que se ha frenado el ritmo de deterioro.

Montilla ha apelado a los datos para sostener su tesis. Nunca los tres niveles administrativos (Gobierno, Generalitat y corporaciones locales) habían invertido tanto en Cataluña, que se ha doblado en un lustro. Las previsiones para este año la sitúan en casi 15.000 millones de euros, lo que supone que "la inversión pública en Cataluña ha pasado de 970 euros por habitante en 2003 a 2028 euros en 2009".

En plena campaña electoral y en plena confrontación con el Gobierno central por la financiación autonómica, Montilla ha echado una mano a Zapatero: "Los Gobiernos progresistas han realizado un esfuerzo sin precedentes y han doblado la inversión pública respecto a los gobiernos anteriores. Y lo han hecho sólo en seis años".

"Los datos reflejan que el esfuerzo inversor público comprometido se está llevando a cabo, no tanto en el caso de la inversión privada. El cambio de modelo tiene un recorrido largo y supone una exigencia para todos", ha recordado Montilla. Manual keynesiano para salir de la crisis.

Con todo, el presidente de la Generalitat, que no se ha referido a los brotes verdes, sí se ha referido a que hay datos para la esperanza. Así, ha avanzado que la destrucción de puestos de trabajo "se está frenando, al pasar de perder 1.000 puestos diarios en enero a menos de 100 en mayo. Aún no hemos tocado fondo pero nos aproximamos y tenemos la recuperación más cerca".

Además, ha defendido que se acometan reformas estructurales. En cuanto al mercado de trabajo, se ha mostrado a favor de que se vinculen las incrementos salariales a la productividad y que se flexibilice la negociación colectiva. Y también ha abogado por alargar la vida laboral para garantizar el sistema de la pensiones. "No comparto las tesis apocalípticas, pero hay que actuar porque es la esperanza de vida es superior. Eso sí, hay que luchar contra los procesos masivos de prejubilaciones", una auténtica contradicción.

Para evitar críticas de los empresarios, Montilla ha centrado su discurso en el reto de salir de la crisis y dejó para el final la batalla estrictamente política. Eso sí, a la espera de la intervención hoy de Mariano Rajoy en el mismo foro, ha dejado claro que no comparte ninguna de las tesis sobre un eventual quebrantamiento de la unidad de mercado por el desarrollo de la España de las autonomías.

En opinión de Montilla esta polémica, alentada sobretodo por el PP, "es un falso debate, pues en la España de hoy no se puede superar la crisis al margen o en contra de las autonomías". A continuación, ha aprovechado el inciso para recordar que su Gobierno, para actuar, está faltado de financiación. No ha aportado novedades sobre plazos o negociaciones con el Gobierno, pero sí ha pedido a los empresarios que sigan confiando en el Ejecutivo catalán en esta larga negociación. "Sólo hay un acuerdo posible, el que sea justo para Cataluña y cumpla con el Estatuto", ha dicho.