Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La caída en España reduce los beneficios de Vodafone a la mitad

El operador ampliará la reducción de costes tras cerrar el año fiscal con 3.497 millones en ganancias

El grupo Vodafone obtuvo al término de su ejercicio fiscal 2009 un beneficio neto atribuido de 3.078 millones de libras (3.497 millones de euros), un 53,7% menos que hace un año, por la pérdida de valor de sus activos, que ascendió a 5.900 millones de libras (6.704 millones de euros) y el deterioro del negocio en España, su tercer mercado en importancia. Además, para hacer frente a la situación, el operador ha anunciado que ampliará su plan de reestructuración y reducción de costes, aunque no ha dado más detalles.

Según una nota remitida hoy por la mayor operadora de telefonía móvil del mundo a la Bolsa de Londres, el balance anual arroja una caída de las ganancias pese a que los ingresos del conjunto del año fiscal (que terminó el pasado 31 de marzo) ascendieron a 41.017 millones de libras (46.610 millones de euros), el 16% más, y el beneficio bruto registró un aumento del 11,7%, hasta los 15.175 millones de libras (17.242 millones de euros).

Sin embargo, en España, los ingresos han aumentado su retroceso hasta el 2,6 % con 6.982 millones de euros en este periodo mientras sus beneficios de explotación han caído un 4,9% condicionados por un mal cuarto trimestre, cuando descendieron un 8,6%. La razón está en la contracción de los servicios de voz en un 9,3%, según ha explicado el presidente consejero delegado en España, Francisco Román.

La compañía, inmersa en una guerra de precios en este mercado, registró una depreciación de activos en España de 3.400 millones de libras (3.863 millones de euros) frente al ejercicio anterior, en el que no se anotó pérdidas en este concepto.

En cuanto al resto de sus productos, la caída en los servicios de voz fue parcialmente compensada por el crecimiento en un 19,5% de los ingresos por servicios de datos. Dentro de este apartado, creció un 27,1% la facturación en la conectividad PC móvil y un 25,6% en Internet en el móvil. En España, Vodafone cerró el ejercicio con 16.910.000 clientes de móvil, 372.000 más desde el 1 de enero de 2009, y con 455.913 de Internet, 62.095 más que a principios de año.

Turquía, también a la baja

Pese a aumentar su facturación en los resultados consolidados en todos los países, el beneficio operativo del grupo se vio reducido casi a la mitad, hasta 5.857 millones de libras (6.665 millones de euros), debido, además de por el caso español, a la depreciación de los activos en Turquía y Ghana, añade la nota.

El consejero delegado de Vodafone, Vittorio Colao, ha indicado que el aumento de los ingresos del grupo se ha visto favorecido por la debilidad de la libra frente a otras divisas internacionales, lo que ha permitido a la compañía compensar la caída de actividad en una Europa en recesión. "La crisis económica está afectando a Vodafone en varios sentidos. En nuestros mercados más maduros de la Europa Central y Occidental los ingresos en concepto de servicios de voz y mensajes se han visto afectados por la ralentización de la actividad y por las continuas rebajas de precios efectuadas", ha asegurado.

Asimismo, el directivo ha precisado que la compañía "ha acelerado" la implantación de su programa de reducción de costes, y señaló que el pasado ejercicio logró ahorrar 200 millones de libras (227 millones de euros). Para el ejercicio fiscal 2010, Vodafone prevé que el ahorro de costes alcance un 65% de los 1.000 millones de libras (1.130 millones de euros) que contempla el vigente plan de reducción de costes.