_
_
_
_

Air Nostrum suprimirá vuelos y reducirá la plantilla ante la caída de la demanda

Las medidas afectarán a unos 589 trabajadores de una plantilla de 2.251

Air Nostrum, la compañía regional subsidiada por Iberia, aplicará medidas contundentes para asegurar la viabilidad financiera de la empresa ante la caída de la demanda del pasaje de tarifa de negocios, que constituye su principal cliente. En el primer trimestre de 2009 el denominado "pasaje de corbata", que es el que sustenta el pasaje de precios más reducidos, ha sufrido un desplome del 30%, lo que ha supuesto una reducción de los ingresos totales del 16% y unos 22 millones de pérdidas para la compañía.

El consejero delegado de Air Nostrum, Carlos Bertomeu, ha explicado que la empresa va a poner en marcha una serie de medidas inmediatas "desde la solvencia" para adaptarse a la caída de la demanda, que supondrán entre 70 y 80 vuelos diarios menos y afectarán, a falta de negociar con los sindicatos, a unos 589 trabajadores de una plantilla de 2.251 más 99 contratados. Bertomeu no ha desvelado los destinos que se verán afectados porque están pendientes de negociación con distintas comunidades autónomas. Además, la compañía se desprenderá de diez aviones de los 59 que posee y aplicará una reducción de gastos generalizada.

Más información
Air France-KLM reducirá plantilla en 3.000 personas hasta 2011
Taguas advierte de que la tasa de paro llegará al 21% en 2011
El paro sube en marzo por primera vez en 16 años

Air Nostrum realizaba hasta ahora unos 153.000 vuelos anuales en 120 rutas diferentes, con 5,2 millones de pasajeros anuales. Bertomeu ha puesto el énfasis en la solvencia de la compañía, que factura 630 millones de euros al año y que cerró 2008 con beneficios, aunque todavía no los ha publicado. Respecto a 2009, ha vaticinado que será "un año muy malo, de pérdidas potentes".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_