Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas investiga a Iberia y sus socios de Oneworld por prácticas anticompetencia

La UE estudia si el acuerdo de cooperación en las rutas transatlánticas de la alianza viola la libre competencia. -Star Alliance, también bajo sospecha

La Comisión Europea ha lanzado hoy formalmente una investigación en profundidad sobre los acuerdos de cooperación entre las compañías aéreas Iberia, British Airlines y American Airlines -que pertenecen a la alianza Oneworld- por considerar que estos pactos podrían restringir indebidamente la competencia en las rutas transatlánticas. La noticia, sin embargo, ha sido bien recibida por los inversores y las acciones de Iberia han sido las únicas que han cerrado en positivo en una jornada aciaga para el Ibex.

Desde Iberia, la aerolínea española ha matizado que la investigación de Bruselas es un procedimiento "previo a la autorización". Además, han recordado que está a la espera de la autorización de EE UU para operar de forma conjunta en las rutas transatlánticas con sus socios de Oneworld. Las tres compañías anunciaron en agosto pasado la firma de un acuerdo para operar las rutas entre Europa y América del Norte y solicitaron al Gobierno de Estados Unidos inmunidad antimonopolio, una posibilidad que no contempla la legislación europea.

Bruselas examinará si la cooperación entre estas aerolíneas se ajusta a las reglas comunitarias que prohíben las prácticas comerciales restrictivas, según ha adelantado a través de un comunicado. Los acuerdos en cuestión prevén la coordinación de las actividades comerciales, operativas y de marketing de las compañías aéreas en las rutas transatlánticas, principalmente en los vuelos entre la UE y América del Norte.

El Ejecutivo comunitario ha anunciado también que investigará también los acuerdos de colaboración presentes y futuros de cuatro aerolíneas pertenecientes a la red Star Alliance (Air Canada, Continental, Lufthansa y United) en las rutas transatlánticas.

El nivel de colaboración parece ser "mucho más amplio" que la cooperación general entre las aerolíneas investigadas y otras compañías que forman parte de las alianzas Oneworld y Star, según ha destacado el portavoz comunitario de Competencia, Jonathan Todd. En particular, ha añadido, sus participantes podrían estar gestionando conjuntamente horarios, capacidad y precios en las rutas transatánticas con el objetivo de compartir los ingresos y vender billetes sin establecer preferencias entre las compañías.

Sin plazos establecidos

Por su parte, la investigación sobre Star Alliance, alianza a la que pertenece Spanair, cubre tanto la cooperación existente entre Lufthansa y United y entre Lufthansa y Air Canada como el acuerdo a cuatro bandas entre estas compañías y Continental. El Ejecutivo comunitario "está examinando si estas actividades conjuntas pueden conducir a restricciones de la competencia en algunas rutas transatánticas". En su investigación, la Comisión tendrá en cuenta todos los "beneficios demostrados para los consumidores" que puedan derivarse de la cooperación entre las aerolíneas.

La apertura de las investigaciones no significa que Bruselas tenga "pruebas concluyentes" de una infracción sino únicamente que dará prioridad a estos casos. Como en cualquier otro caso de competencia, las aerolíneas podrán hacer uso de sus derechos de defensa de acuerdo con la normativa aplicable. En este sentido, no hay plazos legales para que complete su investigación.

El expediente, que se encuentra todavía en una fase muy preliminar, puede terminar con la exigencia a las partes de modificar las condiciones del acuerdo o su prohibición e incluso con la imposición de multas de hasta el 10% de la facturación de las compañías infractoras.