Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Wall Street baja más de un 3% tras seis semanas de subidas

Bank of America acaba con la racha alcista de las bolsas y deja al Ibex en 8.700 puntos.- Pérdidas en toda Europa

Tras seis semanas de tendencia alcista, la bolsa neoyorquina ha cerrado este lunes con una bajada del 3,56% en el Dow Jones, en una jornada de fuertes descensos entre los mayores bancos de EE UU, incluido Bank of America, a pesar de que logró ganancias en el primer trimestre del año. Al cierre de la Bolsa de Nueva York, este índice bajó 289,60 puntos y acabó en 7.841,73 unidades, en tanto que el mercado tecnológico Nasdaq retrocedió un 3,8% y el selectivo S&P 500 perdió el 4,2%.

Bank of America, pese a anunciar que ha cerrado el primer trimestre del año con un beneficio neto de 4.247 millones de dólares (3.277 millones de euros), lo que supone más del triple que en el mismo periodo del año anterior y supera al de todo 2008, la confirmación de que también ha visto incrementar con fuerza los créditos dudosos ha devuelto el pesimismo a los mercados.

Afrontamos retos extremadamente difíciles por el deterioro de la calidad del crédito producido por la debilidad de la economía y el desempleo

Por ello, ha tardado poco el Ibex 35 en perder la cota de los 9.000 puntos que con tanto esfuerzo alcanzó el viernes pasado, culminando seis semanas de subidas en las que había recuperado cerca de 2.000 puntos. Lo que en un principio parecía una jornada de recogida de beneficios tras la racha alcista de las últimas semanas se ha transformado en un lunes de pérdidas sensibles, en España y en el resto de los mercados europeos.

El selectivo español, que ya perdía un 1,68% a media sesión (en la apertura caía un 0,8%) ha visto cómo el rojo ganaba terreno a partir de la publicación de los resultados de uno de los grandes protagonistas de la crisis, Bank of America, para cerrar con una caída del 3,46% que le deja en 8.718,20 puntos.

El banco estadounidense ha dado este lunes una de cal y otra de arena: ha publicado sus resultados, que arrojan beneficios en los tres primeros meses del año pero, al tiempo, ha asegurado que continúa "afrontando retos extremadamente difíciles por el deterioro de la calidad del crédito producido por la debilidad de la economía y el desempleo", según Kenneth D. Lewis, presidente ejecutivo del banco.

Caídas de los grandes valores

En esta situación, todos los grandes valores han registrado caídas, con especial protagonismo para los bancos: Banco Santander se ha dejado un 5,07%; BBVA, un 4,5%; Repsol, un 4,28%; Iberdrola, un 2,91% y Telefónica , el 2,19%. Bankinter (5,65%) y Banesto (4,67%) y el resto de valores bancarios también han registrado fuertes pérdidas en una jornada en la que Iberia ha sido el único valor en positivo. La noticia de que Bruselas investiga a la aerolínea española y sus socios de Oneworld por prácticas contra la competencia ha sido vista por los inversores como un anuncio positivo y un avance hacia la integración con British Airways.

Volviendo al sector financiero, en un contexto en el que cualquier noticia de este tipo es tomada como un indicio de recuperación o de todo lo contrario, la bolsa española, últimamente tan pendiente de lo que ocurre al otro lado del Atlántico, no ha recibido bien estos datos y en el resto de Europa, con el euro a 1,2903 dólares, la situación no ha sido mejor. El Dax alemán ha cerrado con una caída del 4,07%, el Cac-40 de París ha perdido un 3,96% y el FTSE 100 de Londres un 2,49%.

Ante esta situación, Wall Street ha abierto a la baja, tal y como anticipaban los futuros. Así, el Dow Jones se ha dejado un 1,15% en la apertura y el Nasdaq casi un 2%. Las acciones de este banco, protagonista total de la sesión, perdían casi un 23% en Wall Street cerca de las 22.00 hora española peninsular. Algunos analistas, como los citados en el New York Times, ven en esta caída el miedo de los inversores ante los inminentes malos resultados de algunas empresas industriales.

Récord de negocio, problemas con el crédito

En consonancia con el resto de las entidades financieras importantes de EE UU que han publicado resultados positivos en las últimas semanas, Bank Of America ha entrado en beneficios durante los tres primeros meses del año. Si hace poco tiempo la opción de la nacionalización de algunas entidades ganaba terreno, ahora el panorama ha cambiado, aunque con un gran 'pero' en el caso del Bank Of America.

Concretamente, la entidad, cuyas cuentas incorporan los resultados de Merrill Lynch y Contrywide, alcanzó una cifra de negocio récord de 35.758 millones de dólares (27.593 millones de euros), más del doble que en el primer trimestre de 2008. La razón hay que buscarla en la contribución al resultado consolidado de Merrill Lynch, que completó su fusión con Bank Of America en febrero y que ha aportado el 87% del beneficio neto de la entidad. El banco ha recibido un monto aproximado de 45.000 millones proveniente de los fondos públicos y al contrario que otros como Goldman Sachs, aún no ha empezado a devolverlos.

El mal dato viene del negocio del crédito: Bank Of America ha visto también incrementada sus provisiones para hacer frente a los créditos dudosos un 122% hasta los 13.380 millones de dólares (10.322 millones de euros) en los tres primeros meses del año. De hecho, los activos en riesgo de mora sumaron 25.743 millones de dólares (19.860 millones de euros), triplicando el dato del primer trimestre de 2008. Pese a ello, su ratio de solvencia Tier 1 se ha situado en el 10,09% a finales de marzo, frente al 9,15% de diciembre y el 7,51% de hace un año.

Entre las principales divisiones de la entidad, el negocio de depósitos facturó un 16% menos, y el de tarjetas de crédito un 5,2% menos, mientras que la división de banca global elevó un 20% su cifra de negocio.

La aseguradora AIG recibe otros 23.300 millones del Tesoro

El grupo asegurador estadounidense American International Group (AIG) ha informado hoy de que ha alcanzado con el Tesoro de EEUU una serie de acuerdos para la emisión y compra de acciones preferentes, así como respecto al intercambio de títulos, que permitirán a la entidad recibir fondos por importe de 29.840 millones de dólares (23.000 millones de euros).

La aseguradora, que tuvo que ser rescatada in extremis de la quiebra el pasado mes de septiembre indicó que venderá al Tesoro 300.000 acciones preferentes de la serie F no acumulativas y un warrant para la compra de otras 3.000 acciones comunes.

Más información