Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los bancos españoles reducen el dinero que piden prestado al BCE

Los expertos apuntan a una reapertura del mercado interbancario y a la recuperación de la confianza. -Vegara comparte el optimismo de Obama

El Banco Central Europeo (BCE) proporcionó en marzo a las entidades financieras residentes en España fondos por un valor de 72.831 millones de euros, un 1,7% menos que en febrero, según los últimos datos publicados por el Banco de España. Este ligero recorte podría reflejar, según los analistas, una cierta apertura del mercado interbancario a medida que regresa la confianza entre las entidades tras estar casi cerrado durante los últimos meses. En la misma línea, un informe presentado hoy por la gestora de cobros Gesif, revela que la morosidad, aunque sigue subiendo de forma dramática, lo hace a menor ritmo de lo esperado.

Precisamente, la desconfianza entre bancos ante la falta de certeza sobre cuales son los bancos con activos de poca calidad en sus balances, los conocidos como activos tóxicos y que apenas tienen valor en los mercados, y cuales son realmente solventes fue el germen de una crisis que acabará llevando a la economía mundial a su primera recesión desde la II Guerra Mundial. No obstante, mientras empiezan a verse los primeros signos de recuperación del sector financiero internacional, la reactivación de la economía real y la recuperación del empleo tardarán más en llegar.

En esta línea, el secretario de Estado de Economía, David Vegara, ha asegurado hoy que hay elementos que empiezan a apuntar a una estabilización de los datos macroeconómicos, tanto en la economía de Estados Unidos como en la europea y la española, tal y como aseguraron ayer el presidente de EE.UU, Barack Obama, y el presidente de la Reserva Federal (Fed), Ben S. Bernanke.

Sobre los datos del Banco de España, el volumen facilitado por el BCE en febrero a las entidades españolas mediante subastas semanales de crédito marcó un récord histórico y se elevó a 74.090 millones de euros, y hace un año, en marzo de 2008, el importe fue de 44.173 millones de euros.

Sobre la recuperación de la economía y el mercado interbancario, el presidente del Bundesbank y miembro del consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE), Axel Weber, ha afirmado hoy que la institución cuenta aún con "un pequeño margen de maniobra" para reducir los tipos de interés desde el 1,25% si fuera necesario, pero ha advertido de que situar el precio del dinero por debajo del 1% implicaría el riesgo de provocar una paralización del interbancario que ahora está empezando a reactivarse.

Peculiaridades del sector español

La banca española muestra además una trayectoria distinta a la del resto de entidades que forman parte del eurosistema, ya que el conjunto de entidades financieras obtuvieron por parte del BCE en marzo préstamos por un importe de 607.356 millones de euros, un 2,5% más que en febrero. Un año antes, en marzo de 2008, dicho importe se elevó a 470.375 millones de euros, el 29,1% menos. Este dato avala en parte el argumento esgrimido tanto desde el propio sector como desde el Gobierno sobre la solidez del sistema bancario español frente a sus rivales europeos, más favorecidos a su vez por las ayudas públicas.

No obstante, el sector financiero español tiene sus propios problemas por su gran exposición al sector inmobiliario, un mercado actualmente en caída libre. Así, tras años concediendo generosos préstamos a promotores e inmobiliarias, así como hipotecas al 100% para las familias, ahora la crisis impide a buena parte de las primeras y a algunos hogares cumplir con sus responsabilidades de pago, lo que se traduce en un fuerte incremento de la morosidad.

Así, según el último Boletín de Seguimiento de la gestora de cobros Gesif, la morosidad del total de los créditos concedidos por bancos y cajas alcanzó en enero los 68.200 millones de euros, un 289% más que un año antes. Además, la compañía señala que cabe esperar que en el segundo semestre la cifra duplique la alcanzada en enero aunque también aclara que estos datos son "sensiblemente inferiores" a las previsiones realizadas con los datos hasta diciembre. Las proyecciones de Gesif indican que en los primeros seis meses del año la morosidad de los bancos se incrementará en 20.000 millones de euros, y la de las cajas, en 34.000 millones.

UBS anuncia pérdidas y recorta su plantilla en 8.700 personas

A pesar de que a principios de año constató la existencia de signos positivos en su negocio, el banco suizo UBS ha anunciado hoy que ha perdido cerca de 2.000 millones de francos suizos (unos 1.300 millones de euros) entre enero y febrero. Además, ha informado de que también suprimirá 8.700 puestos en el mundo de aquí a un año, con lo que su personal pasará de 76.200 a 67.500.

Aunque eran esperados por el mercado tras el deterioro de sus cuentas en los últimos meses de 2008 -que será recordado como el peor ejercicio de su historia-, la confirmación de los números rojos del mayor banco suizo y una de las principales víctimas de la crisis financiera en Europa, matiza el optimismo despertado en las últimas jornadas sobre el sector y que ha permitido un importante rebote en los principales mercados bursátiles ambos lados del Atlántico.

Concretamente, el primer resultado trimestral de 2009 fue negativo a causa de pérdidas por 3.900 millones de francos (unos 2.550 millones de euros) en inversiones de riesgo no líquidas, pero que ya eran conocidas por el banco. En menor medida, su balance también se ha visto afectado por las provisiones a las que ha tenido que hacer frente a causa de los riesgos en créditos y a adaptaciones del valor de los activos tóxicos que UBS transfirió a un fondo especial creado por el Banco Nacional de Suiza para ayudarle a recuperarse.

A pesar de los primeros signos positivos anunciados por el banco desde inicios del año, las salidas de fondos en su división de Gestión de Fortunas y Banca Suiza casi alcanzaron los 23.000 millones de francos (unos 15.200 millones de euros).

En cualquier caso, el nuevo director general, el alemán Oswald Grübel -que deberá ser hoy confirmado por la Asamblea de Accionistas reunida en Zúrich- ha asegurado que si bien el banco se encuentra en el buen camino, los resultados se verán a largo plazo. Según el hombre fuerte de UBS, la reestructuración debería asegurar un ahorro de entre 2.315 y 2,600 millones de euros desde ahora y hasta el fin de 2010.

Asimismo, Grübel ha explicado que el banco renunciará a ofrecer "ciertas prestaciones salariales anexas", en particular en el nivel directivo. Tras conocerse la noticia de las pérdidas y la supresión de empleo, los títulos de UBS en la bolsa suiza caían un 8,67% para situarse en los 12,12 francos por acción (8,01 euros).

Más información