El FMI insta a los países de Europa del Este a unirse al euro

El organismo afirma que incorporarse a la moneda única aunque sea como miembros sin pleno derecho es la única solución al aumento de su deuda

La fuerte crisis económica que atraviesan los países de Europa Central y del Este deberían plantearse sustituir sus respectivas divisas por el euro incluso sin entrar formalmente en la Unión Monetaria, según un informe confidencial del Fondo Monetario Internacional citado por el rotativo inglés Financial Times.

Según afirma este periódico citando el mencionado texto, elaborado hace ahora un mes, la eurozona podría acceder a relajar sus condiciones de entrada creando una nueva figura de cuasi miembros que no les daría permiso para sentarse en el Consejo de gobierno del Banco Central Europeo. "Para los países de la UE, la incorporación al euro ofrece la mejor solución para resolver la deuda acumulada con monedas extranjeras, acabando con la incertidumbre y devolviendo la confianza a los inversores", añade el FMI.

Más información
Los mercados emergentes resucitan tras la promesa de más fondos al FMI

En caso contrario, advierte el organismo internacional, atajar el aumento del peso de la deuda pública llevará a un importante deterioro de sus mercados interiores y más paro por culpa de una "reducción masiva del crecimiento doméstico".

En este sentido, la pasada cumbre del G-20 celebrada la semana pasada en Londres amplió los fondos del FMI para acudir en rescate de los países menos desarrollados y fue calificada a nivel internacional como un éxito, el desafío para evitar la depresión de estos estados continúa. En este sentido, Ucrania y Letonia ya están emprendiendo reformas a instancias del organismo presidido por Dominique Strauss-Kahn, mientras Hungría ha tenido que cambiar de gobierno para afrontar este proceso.

El informe calcula que los países de Europa del Este y central tienen una necesidad de 123.000 millones de dólares (unos 90.760 millones de euros) este año y otros 63.000 millones de dólares (casi 46.500 millones de euros) el próximo. Este dinero lo aportarán la instituciones financieras internacionales, la UE y los gobiernos. Así, aunque una buena parte provendrá del FMI, el informe aclara que podrían necesitarse "hasta 1.000 millones de dólares (737,7 millones de euros)" de otras fuentes, incluida la UE.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Las previsiones recogidas en el texto apuntan que las economías de la región retrocederán una media del 2,5% en 2009, al tiempo que el FMI recuerda que los países emergentes -entre los que incluye a Turquía- deben hacer frente al pago de 413.000 millones de dólares (305.200 millones de euros) de deuda a lo largo de este ejercicio, así como a un agujero de otros 84.000 millones de dólares (62.000 millones de euros) en sus déficits por cuenta corriente.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS