La destrucción en marzo de 663.000 empleos eleva la tasa de paro en Estados Unidos al 8,5%

El mercado laboral estadounidense sigue perdiendo puesto de trabajo a marchas forzadas por la crisis

La pérdida de empleos en EE UU ha vuelto a sufrir un impulso con la destrucción neta de 663.000 empleos, lo que eleva el total de puestos de trabajo perdidos desde el inicio de la recesión en diciembre de 2007 por encima de los cinco millones, 2,1 en el primer trimestre del año, según ha dado a conocer este viernes la Casa Blanca.

Más de la mitad de los desocupados se han registrado en los últimos cinco meses. La tasa de paro, que se ha elevado hasta el 8,5%, es la peor desde la recesión de los años ochenta. Una medición más amplia de paro y subempleo eleva la tasa al 14,8% en febrero y de un 15,6% en marzo. Esto incluye a quienes ya no buscan trabajo porque no creen que vayan a encontrarlo y a los que trabajan a tiempo parcial pese a querer una jornada completa.

Más información

Después de la desaparición de 651.000 empleos en febrero, la mayoría de analistas había calculado ya una pérdida de 650.000 a 680.000 puestos de trabajo en marzo y esperaba que el índice de desempleo subiera del 8,1 al 8,5%. En valores absolutos, el nuevo aumento de marzo deja el total de parados en 13,1 millones.

El Gobierno ha corregido también hoy sus cifras de enero, que muestran ahora la destrucción de 741.000 puestos de trabajo, la peor cifra desde 1949. Las cifras extreman su gravedad si atendemos a sus consecuencias inmediatas en un mercado laboral cada vez más estático. Cerca del 24% de la población desempleada lleva sin trabajo seis meses o más y son cada vez más los que no encuentran trabajo tras cinco semanas buscando.

El informe oficial muestra que las pérdidas de puestos de trabajo afectan a casi todos los sectores y que en marzo la única excepción fue la salud y las actividades relacionadas con ese sector, que sumaron 14.000 nuevos empleos. De acuerdo con una encuesta en cientos de miles de lugares de trabajo, en las industrias productoras de bienes se perdieron 305.000 empleos y en el sector de servicios otros 358.000. De 271 industrias encuestadas en marzo, sólo un 22% contrató nuevos trabajadores.

El desempleo ha crecido más entre los hombres, más presentes en los sectores más afectados, que entre las mujeres.

Lo más visto en...

Top 50