Solbes: "Tan malo es denegar un crédito como dárselo al que no lo pueda devolver"

El ministro revela que el ICO ha repartido 160 millones para la financiación de las pymes. -"Veo más dificultades en 2010 que en otros momentos"

El vicepresidente y ministro de Economía, Pedro Solbes, ha defendido hoy en el Congreso que las medidas puestas en marcha desde el Gobierno para facilitar la financiación de pymes y familias "están ayudando a suavizar" las restricciones y que, si bien se puede pedir al sector financiero "un esfuerzo para aumentar los créditos, sería imprudente establecer requisitos cuantitativos" para obligarles a concederlos. "Tan malo es denegar un crédito a un demandante solvente como dárselo al que no lo pueda devolver", ha enfatizado justificando la prudencia de los bancos en la actual situación económica.

Acerca de la salida de la recesión, el jefe de la política económica del Gobierno ha incluido un matiz en su visión sobre la duración de la crisis y ha admitido que podría prolongarse hasta entrado 2010, en lugar de finales de 2009. "Creía que 2009 sería el punto más complicado de la crisis, pero ahora veo más dificultades en 2010 que en otros momentos", ha asegurado.

"Dicen que no siempre hay 'fair play'. Lo sabemos, pero a pesar de todo, el sistema va a dar resultados", asegura sobre la venta de las líneas del ICO en los bancos

Más información

Solbes, en su primera comparecencia en la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso de 2009, se ha mostrado convencido de que las medidas extraordinarias tomadas por el Gobierno para favorecer la movilización del crédito han permitido "reducir la incertidumbre de las entidades sobre cómo cubrir sus necesidades de financiación" y han ayudado así a "recuperar cierta normalidad" en el sector.

Sin embargo, tras dar por hecho que la moderación de los préstamos continuará, ha advertido de que las empresas necesitan reducir el peso de su endeudamiento para sanearse, aunque el objetivo del Gobierno, ha asegurado, es ayudar a "suavizar" ese "inevitable ajuste".

Evolución de las líneas del ICO

Sobre las líneas del ICO, el ministro ha revelado que de los millones previstos en las diferentes líneas de crédito puestas en marcha desde esta institución, la de ICO liquidez -abierta para facilitar capital circulante a las pymes- ha concedido hasta la fecha 160 millones de euros, 53 de los cuales en la última semana, lo que le ha servido para defender que está alcanzado su velocidad crucero y que "va a funcionar muy bien" en la medida que se hayan consolidado.

Al ser preguntado sobre si las entidades financieras promueven adecuadamente estos productos del ICO, el ministro ha reconocido que algunas aprovechan la oportunidad para comercializar productos de su grupo específico. "Dicen que no siempre hay fair play". Lo sabemos, pero a pesar de todo, el sistema que tenemos puede funcionar y va a dar resultados", ha aseverado Solbes.

En vísperas de que Bruselas abra un proceso a España por déficit excesivo -el Gobierno prevé que el Estado registre unos números rojos del 5,8% este año, del 4,8% en 2010 y se modere hasta el 3,9% en 2011, año para el que la Comisión Europea exige que se vuelva a respetar el límite del 3%-; Solbes ha afirmado que queda margen para tomar medidas políticas y monetarias contra la crisis, no así para adoptar nuevas actuaciones fiscales. "El margen fiscal está agotado", ha admitido al mismo tiempo que llamaba la atención sobre el hecho de que, según datos del Ejecutivo comunitario, "España es el país que más esfuerzo fiscal -4,9 puntos del PIB- ha hecho en el periodo 2009-2010".

Financiación del Estado

Por otra parte, Solbes ha reiterado su confianza en que los inversores vuelvan a interesarse por comprar deuda pública española cuando desaparezca la "sobre-reacción" que provocó la rebaja de calificación de la deuda española hecha en enero por la agencia Standard & Poors. Además, ha asegurado que la constitución del Fondo de Adquisición de Activos Financieros "no ha encarecido la financiación del Estado".

El ministro ha reconocido que, a medida que se ha intensificado la crisis financiera, ha aumentado el diferencial de la deuda de España frente a la de Alemania, aunque ha enfatizado que no se trata de un problema exclusivo español, sino que afecta a la mayoría de los países europeos. No obstante, también ha recordado que la financiación del Estado no se basa exclusivamente en la emisión de títulos a diez años, sino que hay también una importante emisión de otros a plazos más cortos, donde no sólo no ha habido deterioro con respecto a otros países, sino que incluso el coste de financiación está en niveles "históricamente bajos".

En este punto, sin embargo, el Tesoro ha adjudicado hoy 4.492 millones de euros en letras a un año -frente a una demanda de 4.845 millones- con un interés del 1,300%, el más bajo de toda la historia de la deuda pública española. En la anterior subasta de letras a un año, celebrada el 21 de enero, el tipo marginal fue del 1,450%. El pasado 10 de febrero la rentabilidad marginal de las letras del Tesoro a tres y a seis meses cayó al 1,060 y al 1,160%, respectivamente, así mismo los niveles más bajos de su historia.

Desde la oposición, el portavoz económico del PP, Cristóbal Montoro, ha denunciado la falta de confianza en el Ejecutivo que tienen los ciudadanos y las empresas, lo que hace, en su opinión, que se agrave notablemente la situación. Además, el resto de portavoces -excepto la socialista- han mostrado su malestar por el hecho de que el Ejecutivo no cuente con ellos para encontrar soluciones que aceleren la salida de la crisis.

El Banco de España da prioridad a devolver la solvencia de los bancos

El principal objetivo de España ante la actual crisis mundial debe ser "conseguir que el sistema financiero mantenga su solidez y solvencia" y evitar que se vea arrastrado a procesos de quiebras e intervenciones como las registradas en otros países. Así lo ha asegurado hoy el director del Servicio de Estudios del Banco de España, José Luis Malo de Molina, quien no obstante ha destacado que "tras meses de crisis, los hechos demuestran" que el sector financiero español está "bien posicionado".

Malo de Molina ha defendido que el sector financiero español es un "activo a preservar" para evitar mayores restricciones de crédito y tensiones en el momento en que se emprenda la senda de salida de la crisis. Además, considera que la preservación de este sector constituye "prácticamente el único" margen de actuación del país ante la crisis global.

"Es obvio que la capacidad de la economía española de resolver los problemas de la crisis es muy limitada, porque es algo externo. Sobre lo que sí tenemos margen de maniobra es en conseguir que durante esta crisis nuestro sistema financiero mantenga la solidez y la solvencia y se evite que se vea arrastrado hacia las quiebras y las intervenciones", ha indicado.

Lo más visto en...

Top 50