Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los efectos de la crisis

Zapatero a Rajoy: "Piense en los cambios que ustedes necesitan"

Los escándalos del PP llegan al Congreso en la primera bronca parlamentaria del año. -Corbacho descarta llegar a los cuatro millones de parados

La crisis del PP y los escándalos que le salpican estos días han llegado hoy al Congreso, en medio de la primera bronca del periodo de sesiones abierto ayer. Mariano Rajoy ha prolongado el largo debate de la víspera y ha interpelado a José Luis Rodríguez Zapatero sobre el aumento del desempleo, incluyendo algo que no quiso hacer ayer: pedir la dimisión del equipo económico del Gobierno. "Debería cambiar de diagnóstico y de equipo de Gobierno", le ha dicho el líder del PP al presidente del Gobierno. Y Zapatero, que el martes sólo hizo una insinuación, ha entrado al trapo y le ha respondido: "No hable de los cambios que nosotros necesitamos, piense en los que ustedes necesitan".

El asunto ha vuelto a salir en el clásico enfrentamiento entre María Teresa Fernández de la Vega y Soraya Saénz de Santamaría. La portavoz del PP ha arremetido contra el Gobierno y ha incluido referencias a la cacería en la que participaron el ministro de Justicia y el juez Garzón, instructor de la causa que afecta al PP. Y la vicepresidenta le ha respondido asegurando que no reman con el Gobierno para salir de la crisis, sino que "están a ver si se hunde el barco". "Pero más bien parece que quienes se van a hundir son todos ustedes, ante tanta marejada que más parece de película de de espías y de efectos especiales que del principal partido de la oposición", le ha espetado.

El cruce de acusaciones ha hecho subir la temperatura en el hemiciclo. Teresa Cunillera, vicepresidenta de la Cámara que sustituía en ese momento a José Bono en la Presidencia, apenas ha dado abasto para callar a los diputados, en la primera bronca del año, y se le ha escuchado decir "ya está bien, joder" cuando los micros todavía estaban abiertos.

Tras este enfrentamiento ha llegado el turno al titular de Trabajo, Celestino Corbacho, que ha asegurado al diputado del PP, José Ignacio Echániz Salgado, que las previsiones de su departamento no pasan por llegar a los cuatro millones de parados. "Nuestro Ministerio no trabaja con otras previsiones que una tasa de paro del 15,9% -un nivel que equivale a quedarse por debajo de este techo-", ha enfatizado.

Otro de los momentos destacables de la sesión ha tenido lugar durante la intervención de Miguel Sebastián, quien ha defendido que hablaba como ministro de Industria, Turismo y Comercio cuando afirmó que "se le está acabando la paciencia con los bancos" ante la restricción del crédito. "Todos debemos estar implicados en la solución de la crisis, también los bancos", ha afirmado. Así, ha defendido que el papel del Gobierno en este aspecto es "ser exigente" con el sector financiero.

Sebastián, tras reiterar su afirmación de que "consumir algo más de productos españoles es bueno", ha descartado además implementar ayudas directas a la compra de coches y ha defendido la viabilidad del Plan Vive tras registrar en enero 9.000 operaciones, el doble de lo previsto.