Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis en el sector del automóvil

Los fabricantes de coches reclaman más ayudas tras registrar el peor enero en los últimos 13 años

El sector advierte de que el plan Vive "no es suficiente" ante la caída en un 41% de las ventas

Las matriculaciones de turismos y todoterrenos se situaron en 59.385 unidades durante el pasado mes de enero, lo que supone un desplome del 41,6% respecto al mismo mes de 2008, han informado hoy las asociaciones de fabricantes (Anfac) y de vendedores (Ganvam). Los datos del pasado mes demuestran, según destacan desde fuentes del sector, que el remozado "plan Vive no es suficiente y se necesitan más medidas para estimular la demanda, al igual que han hecho otros países".

Concretamente, las ventas de coches registran en enero el menor volumen desde el año 1996, cuando se situaron en 53.090 unidades. Además, la caída sufrida en enero es la segunda mayor de la historia para ese mes, tras el descenso récord del 51,6% contabilizado en 1993.

En valores absolutos, en enero de 2009 se vendieron 42.000 coches menos que en el mismo mes del ejercicio precedente, después de que el mercado automovilístico bajara en 450.000 unidades en el conjunto de 2008, con la mayor caída de su historia (-28,1%). No obstante, este descenso del 41,6% de enero, un mes tradicionalmente bueno hasta 2008 para las ventas por que el cambio de año facilita una posterior venta de segunda mano, reduce en algo menos de nueve puntos el desplome de diciembre.

Desde el sector vuelven a insistir ante este panorama en el "grave riesgo que sufre la industria del automóvil en España", donde el parón en las ventas ha afectado ya a unos 10.000 empleos directos y, según informa hoy Serafí del Arco, ha llevado al paro a 36.000 personas del sector auxiliar. Además, de cara al futuro, destacan que los primeros cálculos apuntan a que en 2009 se venderán apenas 900.000 unidades, "volumen que no se producía desde el año 1995".

Para reactivar las matriculaciones desde Anfac reclaman de "manera urgente" medidas para incentivar la demanda, que serian compatibles con el plan Vive 2, que prevé un préstamo a interés cero y que ya están vigentes en varios países de la UE, como Francia (que concede una ayuda directa de 1.000 euros por comprar un coche), Alemania (2.500 euros), Austria (1.500), Italia (1.500), Rumania (1.000) y Portugal (hasta 1.250 euros).

Además, recuerdan desde la patronal, en países como Reino Unido y Suecia, con una producción inferior a la de España se han adoptado medidas de apoyo a la industria en forma de garantías por valor de 2.500 y 3.000 millones de euros, respectivamente.