Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU acusa a China de manipular su divisa y no descarta las sanciones comerciales

Así lo ha expresado el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, ante el Senado poco antes de ser aprobado en su cargo.- Aboga por una ley que evite a "países como China continuar violando todos los principios del libre cambio"

Barack H. Obama y su equipo han comenzado su mandato con fuerza. Durante el día dos, parte de las atenciones se han centrado en la comparecencia del ya Secretario del Tesoro, Timothy Geithner, ante los senadores que este jueves han aprobado su cargo, pese a las irregularidades que cometió en su declaración de impuestos durante cuatro años. El miércoles no dio muchas pistas, pero fueron más que suficientes para que los valores bancarios subiesen y tirasen de Wall Street hacia las ganancias.

Antes de ser confirmado en su cargo por el Senado, Geithner ha remitido un escrito al senado, en el que se ha centrado en China. "El presidente Obama cree que China manipula su divisa", ha asegurado Geithner. "Obama se ha comprometido a recurrir de manera intensiva a todas las vías diplomáticas disponibles para obtener un cambio en las política de China en materia de divisas", ha añadido el ex presidente de la Reserva Federal de Nueva York, que se ha reservado para el final la mejor parte.

Así, tras defender un "dólar fuerte" como un factor de "interés nacional", Geithner ha vuelto a insistir en China y ha recordado que como senador, Obama aprobó una proposición de ley que preveía sanciones comerciales para aquellos países considerados culpables de manipular sus divisas. Una ley como ésta, considera Geithner, impediría a "países como China continuar violando todos los principios del libre cambio".

Conviene recordar que China tiene cerca de dos billones de dólares en reservas de divisas extranjeras, fundamentalmente dólar, y que es el país con el que Estados Unidos tiene el mayor déficit comercial. La administración norteamericana ha insistido siempre en que Pekín reevalúe su moneda, el yuan, que mantiene depreciada para así favorecer sus exportaciones. Sin embargo, la postura del hasta ahora secretario del Tesoro, Henry Paulson, ha sido la de fortalecer las acciones diplomáticas y evitar las sanciones, ni siquiera como amenaza.