Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Putin ordena la reducción del bombeo de gas a Europa

Gazprom acusa a Ucrania de robar 50 millones de metros cúbicos destinados a la UE, que renuncia a un papel de mediador.- Los efectos de la reducción de suministro se notan ya en Alemania.- Gazprom anuncia compensaciones a los perjudicados

El primer ministro de Rusia, Vladímir Putin, ha ordenado la reducción de los suministros de gas en la frontera con Ucrania en el mismo volumen en que el carburante ruso "ha sido robado" en el vecino país en su tránsito hacia Europa. El jefe del Gobierno aceptó la propuesta del presidente de Gazprom, Alexéi Miller, de reducir los suministros en la frontera de Rusia y Ucrania "en el mismo volumen en que ha sido sustraído -65,3 millones de metro cúbicos- y, en adelante, de recortar según el volumen de gas robado diariamente", informó la agencia Interfax. "Bien, de acuerdo. Redúzcalos a partir del día de hoy. E informe a los socios europeos y a la Comisión Europea de la situación creada", dijo Putin, citado por la agencia rusa.

El primer ministro recibió a Miller en su residencia de campo de Novo-Ogariovo, donde fue informado acerca de la situación que afecta el tránsito del gas ruso por el territorio de Ucrania. El jefe del Gazprom comunicó a Putin que el consorcio gasístico ruso adoptará medidas para compensar las pérdidas de los consumidores europeos por esta situación. En particular, Miller señaló que aumentará el bombeo de gas a los consumidores europeos a través de Bielorrusia y Polonia, así como por Turquía, por el gasoducto Blue Stream.

La UE ha respondido pronto a esta situación y ya ha afirmado a través de una reunión de embajadores adjuntos que rechazan cualquier papel mediador e insisten en la necesidad de una "solución inmediata". Antes de que se conociese esta decisión, la UE había anunciado a través desu portavoz comunitario de Energía, Ferrán Tarradellas, que se reunirán este martes una capital europea aún por determinar con miembros deGazprom para analizar la situación, según ha anunciado en rueda de prensa.

Rusia denuncia el "robo"

Desde París, donde cumple una de las etapas de su gira por Europa, el vicepresidente del gigante ruso Gazprom, Alexandr Medvédev, había acusado antes a Ucrania de robar 50 millones de metros cúbicos de gas de los gasoductos que atraviesan el subsuelo ucraniano. Concretamente, Medvédev denuncia que Ucrania robó ayer 25 millones de m3 del combustible que transita por los gasoductos ucranianos con destino a diferentes países de la Unión Europea (UE).

A ellos, hay que sumar otros 25 millones propiedad de la firma ruso-ucraniana RosUkrEnergo que debían llegar a Polonia, Hungría y Rumania porque los ucranianos han perforado los depósitos. "Tenemos informaciones según las cuales ese gas ya no está en los depósitos subterráneos", sino que está siendo "utilizado por los ucranianos para su consumo interno", ha asegurado el vicepresidente de Gazprom.

Reducción del suministro en Alemania y los Balcanes

La crisis del gas entre Ucrania y Rusia ha tenido, además, consecuencias en la distribución a empresas europeas, como la alemana RWE, que desde el pasado domingo ha visto caer sus suministros en torno a un 5%. Para compensar este recorte, la compañía germana ha optado por comprar gas a Noruega, entre otras medidas. Además, los efectos de esta nueva 'guerra del gas' se han extendido ya a otros países y afecta al suministro en los Balcanes. El gas que llega a Grecia se ha reducido en un tercio, el enviado a Rumanía en un 30%, el de Bulgaria entre el 10 y el 15% y el de Croacia en un 7%, según informa Reuters cita a fuentes de la gasista.

Moscú cortó el grifo de las tuberías que llevan combustible a Ucrania el 1 de enero, alegando para ello la negativa de Kiev de cancelar toda la deuda -incluidos cerca de 400 millones de euros en multas e intereses incurridos debido al atraso en los pagos- y de firmar un nuevo contrato para este año.

La UE rechaza mediar y pide una "solución inmediata"

Los países de la Unión Europea han rechazado hoy mediar en el conflicto del gas natural entre Rusia y Ucrania y pidieron a ambas partes una solución inmediata que garantice el suministro a Europa. Una reunión de embajadores adjuntos de los Veintisiete países comunitarios ha respaldado los esfuerzos de la presidencia checa de la UE y de la Comisión Europea de convencer a Moscú y Kiev para que solucionen el conflicto inmediatamente", indicaron fuentes checas. Además, los países comunitarios se negaron a adpotar un papel mediador e insistieron a ambas partes a que respeten los contratos vigentes para el suministro y transporte de gas.

Más información