Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera mundial

Sarkozy y Merkel propondrán mañana un plan de rescate para la Eurozona similar al británico

El plan pasa por inyectar capital a los bancos y promocionar el préstamo interbancario

Colombey Les Deux Eglises

El presidente francés, Nicolás Sarkozy, y la canciller alemana Ángela Merkel han ultimado hoy las líneas generales del plan de rescate que plantearán mañana en una reunión de emergencia a los jefes de Gobierno de la Eurozona para salvar a estos países de la crisis financiera internacional.

Ha sido el mismo Sarkozy el que ha explicado a los periodistas tras la reunión bilateral que han establecido unas líneas generales que se asemejan al plan de rescate implementado por Gran Bretaña, que pasan por la inyección de capital a los bancos para que puedan continuar con su actividad habitual (inyección que pasa por la compra de activos que más adelante se pueden revender) y por el fomento del préstamo interbancario, bloqueado desde que comenzara la crisis financiera. Sin embargo, ninguno de los dos líderes ha querido detallar el plan. "Entenderán que no es apropiado que nosotros hablemos sobre estas medidas", se ha justificado Sarkozy.

A la reunión de mañana están convocados los presidentes de los Gobiernos de los países de la zona Euro, además de, presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso y el gobernador del Banco Central Europeo (BCE) Jean Claude Trichet. El objetivo es establecer un plan conjunto que más adelante pueda abrirse al resto de países de la Unión Europea.

La reunión, convocada por el presidente francés y presidente de turno de la UE, fue una petición del presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero. Sarkozy declaró, después del encuentro de ambos ayer, que la reunión que tendrá lugar mañana "es, una vez más, la prueba de la gran contribución de Zapatero a la buena marcha de Europa".

Por su parte, el presidente del Gobierno llamó a "la coordinación y determinación" para poder salir de la crisis, caracterizada por una profunda falta de confianza y la incapacidad de los mercados de crédito de funcionar".

Propuesta de reunión del G-8

Sarkozy ha aprovechado la comparecencia de hoy para destacar la oportunidad que presenta la crisis para llevar a cabo una nueva reunión del G-8 (los siete países más industrializados del mundo y Rusia) que incluya como invitados a algunas de las economías emergentes.

El Grupo, que conforman Alemania, Gran Bretaña, Italia, Japón, EE UU, Francia, Canadá y Rusia prometió ayer emprender los pasos necesarios para descongelar los mercados de crédito. Para Merkel, las decisiones adoptadas por el G-8 son una buena base para el plan que debe aprobar la Eurozona.