Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CE prevé que España acabe 2008 en recesión

Bruselas vaticina un crecimiento en España del 1,4% para todo 2008

La economía española entrará en recesión en la segunda mitad de este año, según la Comisión Europea (CE), que prevé una caída del PIB trimestral del 0,1% entre julio y septiembre, y del 0,3%, entre octubre y diciembre. Para el conjunto del ejercicio, Bruselas vaticina un crecimiento en España del 1,4%, ocho décimas menos que en su anterior cálculo, de abril pasado, y 1,3 puntos menos que la tasa registrada en 2007.

Esta previsión, de cumplirse, echa por tierra los cálculos del Ministerio de Economía, cuyo titular y vicepresidente del Gobierno, Pedro Solbes, reconoció "la posibilidad de recesión" del PIB español aunque matizó que su departamento no trabaja con esa hipótesis.

4,5% de inflación para 2008

Esta "brusca desaceleración" se debe a la contracción del sector de la vivienda, a la que se ha sumado la persistencia de las turbulencias financieras y la inflación más elevada de lo esperado, explica la Comisión en su análisis. El Ejecutivo comunitario ha revisado al alza su previsión de inflación en España para 2008, hasta el 4,5%, siete décimas más que lo vaticinado en abril. Bruselas señala que la ralentización de la actividad se agrava debido al elevado déficit por cuenta corriente, que supera el 10% del PIB, y a la gran dependencia del petróleo, mayor que la de otras economías europeas.

El retrato de la situación se completa con una alusión al "estancamiento" de la creación de empleo, por el parón de la constrcción, y al menor aumento de la renta disponible de las familias, como consecuencia de las presiones inflacionistas. Además, el recurso al crédito para consumo se está complicando, por la rigidez en el mercado financiero. En el lado positivo, la Comisión vaticina que la aportación del sector exterior al crecimiento será positiva en 2008, gracias a la positiva evolución de las exportaciones.

El PIB del segundo trimestre de 2008, último dato disponible de forma oficial, registró un crecimiento del 0,1%, una tasa que roza el "estancamiento" en palabras del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que precisamente este miércoles comparece a petición propia en el Congreso para dar cuenta de las medidas para salir de la crisis. El dato de las economía europeas de abril a junio fue incluso peor al español con una caída del PIB de un 0,2% como media de los países de la eurozona.

El comisario de Economía, el español Joaquín Almunia, ya adelantó ayer en un acto en Frankfurt (Alemania), que las previsiones para Europa sería más pesimistas de las hechas a principio de año. Almunia, sin embargo, previó un "crecimiento sostenible" en España y Europa para 2010.