Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La bajada del petróleo mejora la confianza de los consumidores

El repunte de las expectativas de futuro permite cambiar de tendencia después del mínimo de julio

La confianza de los consumidores en la economía española ha aumentado en agosto gracias al mayor optimismo de los ciudadanos sobre las expectativas de futuro y, en menor medida, sobre la situación actual. Según ha apuntado el Instituto de Crédito Oficial (ICC-ICO), esta mejora de 5,1 puntos, hasta los 51,4, tras seis meses seguidos de caídas, podría estar vinculada al abaratamiento del petróleo en los mercados internacionales.

Este descenso de los precios del crudo hace que los ciudadanos sean ahora más optimistas sobre el futuro, tal y como muestra el indicador de expectativas, que ha aumentado 9,4 puntos durante el último mes, mientras que el de la situación actual también ha mejorado, aunque sólo 0,8 puntos. De hecho, todos los componentes con los que se elabora este indicador han mejorado excepto uno, la percepción sobre la situación actual del empleo, que ha bajado 1,6 puntos, con lo que se sitúa en el nivel mínimo desde hace cuatro años, cuando comenzó a hacerse el Indice.

En cambio, mejoró la opinión de los consumidores acerca de la situación actual de su economía familiar (2,1 puntos) y de la economía española (1,8 puntos) y es notable el descenso en las expectativas de inflación y de subidas de tipos de interés frente a sus niveles de 2007.

En cualquier caso, el Instituto recuerda que la confianza de los consumidores sigue siendo muy baja -35,1 puntos menos que en agosto de 2007- y anticipa una mayor moderación del consumo privado para los próximos meses.

Tras conocer estos datos, el secretario de Estado de Economía, David Vegara, ha valorado que la confianza de los consumidores haya vuelto a subir, porque "rompe la tendencia" de los últimos meses, ya que venía cayendo desde marzo. Además, ha señalado que "cabe hacer una valoración positiva" de este dato, aunque reconoció que "hay que ser prudentes" porque el indicador de un solo mes "no hace una serie" y habrá que esperar a ver cómo evoluciona la confianza de los ciudadanos en la economía en los próximos meses.