Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La mayor suspensión de pagos de la historia

Solbes asegura que las viviendas por construir de Martinsa-Fadesa "se van a terminar"

El ministro afirma que la inmobiliaria de Fernando Martín "ha tomado unos riesgos excesivos"

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía, Pedro Solbes, ha lanzado hoy un mensaje de tranquilidad a las familias que están a la espera de recibir alguna de las 12.500 casas a medio construir amenazadas por la suspensión de pagos de la inmobiliaria Martinsa-Fadesa, que "las viviendas se van a terminar" y que "se recibirán a tiempo".

Sobre las causas que han llevado a la compañía presidida por Fernando Martín a solicitar el concurso voluntario de acreedores, la antigua suspensión de pagos, Solbes ha argumentado que la inmobiliaria "ha tomado unos riesgos excesivos" -en alusión a la compra de Fadesa realizada el año pasado justo antes del inicio del deterioro del mercado- que ahora ha tenido sus consecuencias.

Además, el jefe de la política económica del Gobierno ha reiterado en referencia a la negativa del Instituto de Crédito Oficial de prestar los 150 millones que hubieran permitido a Martinsa-Fadesa cerrar la refinanciación de 4.000 millones de deuda, que es contrario a que el Ejecutivo intervenga en este tipo de casos porque es "muy difícil de justificar" el uso del dinero de los impuestos para ayudar a empresas con "mala suerte", aunque ha admitido que se buscó un cauce para conceder un crédito a la inmobiliaria, que al final no tuvo éxito.

En este punto, Solbes ha explicado que los empresarios "por definición arriesgan", lo que es positivo porque ayuda a que la economía y el empleo crezcan, y añadió que, del mismo modo que consiguen eneficios, los riesgos que toman, deben asumirlos sus accionistas.

De cara al futuro, ha señalado que el interés del Ejecutivo es salir "de esta situación de la mejor manera posible, manteniendo al máximo el empleo, garantizando que las viviendas se construyan" o que se devuelvan las aportaciones adelantadas.

Solbes ha reconocido que el concurso de acreedores de Martinsa-Fadesa afecta al resto del sector inmobiliario y también al financiero, aunque ha aclarado que el "seísmo" de la bolsa de ayer no se debe sólo a esta crisis, sino también a otros entre los que ha citado las actuaciones de las autoridades de Estados Unidos sobre las empresas de titulización de hipotecas y las malas noticias sobre el crecimiento en Europa.

Montoro: "Se extiende como una gran marcha de aceite"

Más pesimista se ha mostrado el portavoz de Economía del PP en el Congreso de los Diputados, Cristóbal Montoroquien ha afirmado que el caso de Martinsa-Fadesa es la "confirmación y un paso más" de una crisis económica que se ha convertido en una "gran marcha de aceite" en expansión.

Montoro, en declaraciones a Telemadrid, ha manifestado que Martinsa-Fadesa no es la única inmobiliaria con problemas, pues muchas pymes del sector y otras de actividades económicas diferentes han desaparecido del tejido productivo español. "Pero eso no aparece en los grandes titulares", se ha lamentado.

El portavoz popular ha subrayado que las pequeñas y medianas empresas están sufriendo especialmente las consecuencias de la crisis económica, ya que a las restricciones crediticias y a la no renovación de sus pólizas de crédito se suma, para "rematar la fiesta", un incremento de sus costes de producción como consecuencia de la subida de la tarifa eléctrica.

Solbes cree que esta crisis es peor que la de los noventa

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, ha reconocido hoy que esta crisis económica "es posiblemente la más compleja que nunca hemos vivido, por la cantidad de elementos que hay encima de la mesa", incluso más que la del 93-94, en alusión al encarecimiento del petróleo, que se ha multiplicado por dos en un año, y de las materias primas, así como el difícil contexto de financiación internacional, complicado por las sucesivas crisis financieras en Estados Unidos.Además, el titular de Economía ha augurado que la economía española ha crecido entre un 0,1 y un 0,2% en el segundo trimestre del año, con lo que 2008 podría acabar con un crecimiento cercano al 2%, que será inferior en 2009 a pesar de que, según los cálculos del FMI, la actividad comenzará a repuntar a finales del próximo año.La situación actual "es, sin duda alguna, muy difícil y muy complicada", ha dicho Solbes, quien ha asegurado que tras haber vivido la crisis del 93 y del 94 "y algunas otras indirectamente", ésta "es la más compleja que nunca hemos vivido, por la cantidad de factores que están encima de la mesa" antes de destacar, no obstante, que "hay solución" y que se trata de "hacer los ajustes necesarios en la economía española".

Zapatero garantiza que no recortará derechos sociales

"Con el viento a favor o en contra, el Gobierno siempre estará al lado de los trabajadores". El presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero ha subrayado con esta afrimación el compromiso del Ejecutivo en garantizar los derechos sociales. Zapatero ha afirmado que él sólo se sube "a un barco en el que el capitán diga que tiene plena confianza en cómo van a salir las cosas", ha reiterado que el único futuro que contempla es "progreso, más derechos sociales, más fortaleza económica e igualdad".El presidente ha expresado su confianza en firmar antes de fin de mes un acuerdo social para los próximos cuatro años con sindicatos y empresarios, centrado en la reforma del servicio público de empleo y la formación profesional. Todos los pasos que dará el Gobierno, ha asegurado, irán destinados a incrementar los derechos sociales y, para ello, el mejor instrumento es el modelo de concertación social consolidado en los últimos años.En opinión de Zapatero, sanidad, educación y pensiones son valores históricos del socialismo político y sindical que nadie se atreve a discutir hoy públicamente, aunque haya quien intente "horadarlos".

Más información