Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Delta y Northwest se fusionan para crear la aerolínea más grande del mundo

La nueva compañía superará en volumen a American Airlines y ofrecerá precios más competitivos

American Airlines tiene los días contados como primera aerolínea del mundo. La compañía estadounidense Delta ha anunciado esta madrugada que ha llegado a un acuerdo de fusión con su compatriota Northwest que, si es aprobado por las autoridades federales, creará la mayor empresa de transporte aéreo de pasajeros a nivel internacional.

El anuncio de la fusión, que además de la aprobación oficial requiere la de los sindicatos de pilotos de ambas líneas aéreas, llega un año después de que las dos empresas se declararan en quiebra para protegerse de sus acreedores, tras sufrir los últimos años de altibajos en la industria de la aviación comercial, que se hicieron más pronunciados después de los atentados del 11-S y que se han recrudecido en los últimos meses como resultado del alza de los combustibles.

La empresa resultante, que se llamará Delta y alcanzará un valor de 17.700 millones de dólares (11.190 millones de euros), tendrá su base de operaciones en la ciudad estadounidense de Atlanta (Georgia) y quedará bajo la dirección de Richard Anderson, actual gerente ejecutivo de Delta Airlines.

La fusión permitirá ofrecer más destinos a tarifas competitivas y competir con líneas aéreas extranjeras que en los últimos años han aumentado sus servicios en Estados Unidos. En un comunicado, Anderson asegura que "Delta y Northwest se adaptan perfectamente" y señala que la transacción "combina redes que abren un mundo de oportunidades para nuestros clientes y empleados. Estamos creando la mayor línea aérea de EE UU, una aerolínea financieramente segura, en capacidad de invertir en sus empleados y en sus clientes y creada para progresar en un mercado cada vez más competitivo".

Por su parte, Doug Steenland, gerente ejecutivo de Northwest, indicó que la nueva empresa ofrecerá nuevas rutas a América Latina, Europa y Asia y estará en capacidad de superar los ciclos de crisis y auge de la industria.

En conjunto, la nueva aerlínea proporcionará acceso a más de 390 destinos en 67 países, con una flota de casi 800 aviones y un personal de alrededor de 75.000 empleados en todo el mundo.