Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fed insinúa un nuevo recorte de tipos y el euro bate otro récord

La moneda europea se coloca en los 1,51 dólares.- El petróleo de Brent, de referencia en Europa, también alcanza otro máximo.- Bernanke advierte de un deterioro aún mayor de la economía de EE UU

El euro ha batido hoy su segundo récord del día en el mercado de divisas de Fráncfort tras superar los 1,51 dólares, después de que el presidente de la Reserva Federal estadounidense (Fed), Ben Bernanke, dejara entrever nuevos recortes de los tipos de interés. La moneda única alcanzó a las 15.03 GMT su máximo histórico en 1,5107 dólares.

Bernanke ha hecho hincapié en que existen riesgos "a la baja" para el crecimiento de la economía estadounidense en una comparecencia ante el Congreso.

El presidente de la Reserva ha explicado que los riesgos que amenazan su crecimiento son un deterioro aún mayor del mercado inmobiliario o laboral, y un empeoramiento de las condiciones de crédito.

Las declaraciones de Bernanke han dejado entrever una nueva bajada de los tipos de interés, lo que, en el caso de ocurrir, aumentará aún más el diferencial entre el precio del dinero en Europa y en EE UU. En los últimos meses, el Banco Central Europeo (BCE) ha dejado inalteradas las tasas en el 4%, mientras que la Fed las ha bajado en repetidas ocasiones, hasta el actual 3%.

Horas antes, el barril de Brent -de referencia en Europa- ha registrado un precio récord en Londres en 100,53 dólares impulsado por la cotización del euro, ya que el petróleo se comercia en dólares. Sin embargo, ha cerrado a 98,27. Por su parte, el crudo de referencia norteamericano, el de Texas, también ha alcanzado cotas históricas, hasta los 102,80 dólares, aunque ha terminado la jornada en los 99,64.

Asimismo, el barril ha arrastrado en su carrera al oro, que ha marcado un nuevo máximo sobre los 955 dólares por onza. Con este nuevo repunte, el metal precioso se ha encarecido un 14% desde enero.

Los inversores demandaron más crudo por la inquietud a que los miembros de OPEP, responsables de más de un 40% de la producción mundial de crudo, decidan no incrementar o incluso reducir su producción en su reunión de la próxima semana en Viena.

Representantes de algunos de las 13 naciones miembros del cartel han indicado que esa puede ser la tendencia, ya que calculan que hay suficientes reservas de gasolina y que la demanda de crudo bajará de cara a la temporada veraniega en el hemisferio Norte.

Hoy se ha conocido, además, que las reservas de petróleo en Estados Unidos subieron en 3,2 millones de barriles la semana pasada y se situaron en 308,5 millones, según el Departamento de Energía, cuando la mayoría de los analistas esperaba un incremento de poco más de un millón de barriles en las existencias de crudo.

La Agencia Internacional de la Energía advierte sobre el impacto de la carestía del barril en la maltrecha economía de EE UU

Ante la subida a máximos del oro negro, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha mostrado su preocupación acerca de que la escalada del barril llegue a afectar a la economía de Estados Unidos y contraiga aún más su maltrecha crecimiento. Por ello, ha expresado su esperanza de que la OPEP no recorte su producción en Viena.

"Estamos preocupados por los altos precios, ciertamente no son buenos para el crecimiento económico", ha asegurado desde la capital austríaca el secretario general de la AIE, Nodou Tanaka.

El responsable de la AIE ha destacado la incertidumbre sobre la evolución futura del mercado petrolero y ha defendido que los precios "no bajarán sustancialmente" en un futuro próximo.

Más información