La mafia, primera empresa de Italia

Factura el 7% del PIB del país, según un informe de la patronal de la pequeña y mediana empresa de Italia

La mafia es la primera empresa de Italia, con una facturación anual de, al menos, 90.000 millones de euros, lo que representa el 7% del Producto Interior Bruto (PIB) del país transalpino, según el informe Sos Empresa elaborado por Confesercenti -la patronal de la pequeña y mediana empresa de Italia- presentado hoy en Roma.

Según detalla el estudio, la usura representa la principal fuente de negocios, con alrededor de 30.000 millones de euros, mientras que el chantaje -denominado racket- aporta otros 10.000 millones.

Más información
Detenidos 40 miembros de la mafia calabresa 'Ndrangheta
Cae el jefe de la mafia calabresa y más de 300 personas en una macrooperación contra la 'Ndrangheta
La policía captura al capo de la mafia calabresa y desarticula su red en Milán

En comparación con los diversos métodos de extorsión, los clanes mafiosos consiguen mucho menos dinero a través del robo (7.000 millones), el fraude (4.600), el contrabando (2.000), o los juegos y las apuestas (2.500).

En total, la extorsión perpetrada por las distintas asociaciones mafiosas de Italia afecta a unos 160.000 comerciantes de todo el país, que en algunas zonas representan el 20% del total, mientras que en otras representan hasta un 80%, como sucede en las ciudades sicilianas de Catania y Palermo.

Sin embargo, el informe denuncia que uno de los elementos más alarmantes es la actitud que mantienen muchos empresarios, especialmente en el ámbito de las obras públicas, ya que prefieren llegar a un pacto con la mafia antes que denunciar el chantaje.

En la presentación de este estudio estuvo presente el presidente de Confesercenti, Marco Venturi, además del viceministro del Interior, Marco Minniti, quien avanzó nuevas medidas -entre ellas, innovaciones legislativas- para combatir la criminalidad organizada, especialmente contra su patrimonio.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS