El Gobierno aprueba la ley que reduce los gastos de las hipotecas

La nueva norma regula la ''hipoteca inversa'' e introduce mecanismos para garantizar la independencia de las tasadoras

El Consejo de Ministros ha aprobado esta mañana la modificación de la Ley de regulación del mercado hipotecario y otras normas del sistema hipotecario y financiero, que supondrán una reducción de las comisiones de las hipotecas y de los gastos notariales y registrales asociados a las mismas. Entre las medidas más importantes de la ley, que se aplicará a los préstamos contratados a partir de su entrada en vigor, se encuentra la reducción del 1% al 0,5% de la comisión máxima por cancelación anticipada de hipoteca o subrogación en las firmadas a tipos de interés variable. Todavía tiene que pasar el trámite parlamentario.

Más información

El Ministerio de Economía ha explicado en una nota informativa que la norma también regula la hipoteca inversa, que permite a los mayores de 65 años obtener un sueldo con la garantía de su vivienda, así como el seguro de dependencia.

Las principales novedades de esta reforma se refieren a la reducción de los gastos de modificación de las condiciones de una hipoteca en un 80% aproximadamente, gracias a que ya no habrá que firmar un nuevo crédito y, por lo tanto, se reducirán sustancialmente los gastos de notaría, registro e impuestos. Por ejemplo, en la modificación de una hipoteca de 120.000 euros bajarán a la quinta parte esos gastos, que pasarán de 351 a 67 euros.

Además, la normativa aprobada hoy limita al 0,5% las comisiones por amortización anticipada del préstamo a interés variable -a partir de ahora compensación por desestimiento- y establece que sólo podrá cobrarse una tasa por cancelación anticipada de un préstamo a tipo fijo cuando suponga una pérdida de capital para la entidad. Según los cálculos del Ejecutivo, en el caso de la amortización de un préstamo de 120.000 euros por el cambio de vivienda, la medida supondría un ahorro para el cliente de 600 euros.

La nueva regulación pretende, además, fomentar la independencia y profesionalidad de las sociedades de tasación, que deberán elaborar un reglamento interno, para evitar los conflictos de interés, y para las que se establece un régimen sancionador.

La hipoteca inversa para mayores

En la regulación de la hipoteca inversa, el Gobierno garantiza que el propietario sigue siendo titular de la vivienda y puede vivir en ella hasta su fallecimiento y obliga a las entidades que concedan estos créditos a suministrar servicios de asesoramiento

independiente a los solicitantes del crédito.

Los herederos de la persona que solicitó esta hipoteca responderán de la deuda sólo hasta donde alcancen los bienes de la herencia, según el texto, que reduce los costes de transacción, con la exención en el impuesto de Actos Jurídicos Documentados y la

reducción de los costes de notario y registro, tanto para su constitución como para su cancelación.

Lo más visto en...

Top 50