Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los directivos españoles tienen el tercer mejor humor de Europa

El estudio sobre los hábitos de los ejecutivos europeos elaborado por UPS vuelve a situar a España como segundo mejor destino para trabajar

Las ocurrencias de Emilio Botín, Alicia Koplowitz, Manuel Pizarro o Amancio Ortega pueden ser las responsables de que los directivos europeos reconozcan el humor de los españoles como uno de los mejores del continente. Los ejecutivos españoles son los que mejor sentido del humor tienen después de los británicos y los italianos, según el UPS Europe Business Monitor, que publica anualmente UPS. El estudio sobre los hábitos de los directivos europeos vuelve a situar a España entre los destinos preferidos por los europeos para trabajar, sólo después de Estados Unidos.

1450 líderes empresariales de Alemania, Bélgica, España, Francia, Italia, Países Bajos y Reino Unido han contestado a las preguntas de UPS. La mayoría cree que el humor de los británicos es mejor. Eso si son los compañeros europeos los que valoran. Si los países hacen una autoevaluación, los españoles, belgas e italianos consideran que no hay mejor humor que el suyo.

La mitad de los ejecutivos encuestados cree que su situación económica fue en 2006 mejor que el año anterior. España y Polonia encabezan la lista de los optimistas, ya que los empresarios de ambos países han valorado su crecimiento como 'extraordinario'. Esa visión optimista de ellos mismos, sumado a unas condiciones climáticas más benignas que en el resto de Europa, hacen que España vuelva a ser elegida como primer destino europeo para trabajar. Si a los ejecutivos europeos les ofrecieran la oportunidad de trabajar en otro país, no dudarían en elegir Estados Unidos. Pero la mayoría de los que no les seduce cruzar el charco, elegirían España.

Crecimiento sostenible, la preocupación del directivo español

El país europeo que cuenta con el mejor sentido del humor es la parte menos sesuda del barómetro de opinión de los empresarios europeos que UPS publica anualmente. En su XVI edición, los directivos han analizado el impacto económico del cambio climático en sus perspectivas de negocio. Así, la protección del medio ambiente es la prioridad para el conjunto de los siete países consultados, por delante de la pobreza, el terrorismo o las guerras. En España y en los Países Bajos, a los directivos les preocupa más el crecimiento económico sostenible, mientras que la principal preocupación de los empresarios alemanes es garantizar los suministros energéticos futuros.

Los retos intelectuales mueven el negocio

Los empresarios europeos consideran que los retos intelectuales que plantean sus negocios son reconfortantes a la hora de tarbajar. Romper barreras mentales es el aspecto más valorado por los líderes del continente. Los directivos sitúan el poder y la influencia que les otorgan sus cargos como los aspectos menos satisfactorios de sus trabajos. En España, uno de cada cinco directivos le da suma importancia al sueldo, pero en conjunto, los jefes de la empresa española valoran la ampliación de negocio y las personas que conocen en su entorno de trabajo como lo más positivo de su labor ejecutiva.

Con la mirada puesta en China

La mayoría de los líderes europeos dejan el recelo a un lado cuando miran a países como China e India. Mientras que los encuestados, en conjunto, valoran el primero como un país que ofrece muchas oportunidades, de negocio, la tercera parte de los españoles considera a China una amenza para las empresas nacionales. La intuición de los directivos europeos también los lleva a valorar los estados de Europa central y del Este más como una oportunidad que como una amenaza. Esta convicción es más fuerte que la de quienes creen en el potencial de China para sus negocios.