_
_
_
_
_

El importe de las hipotecas aumentó en 2006 un 23,3%, el menor crecimiento anual desde 2002

Según los datos hechos públicos por la Asociación Hipotecaria Española (AHE), al cierre de diciembre pasado, el saldo total de hipotecas -tanto de familias como de empresas- ascendía a 911.376 millones de euros

Las hipotecas crecieron en España durante el pasado año un 23,3%, una cifra todavía elevada pero que supone el menor crecimiento anual desde 2002, según los datos facilitados hoy por la Asociación Hipotecaria Española (AHE). Al cierre de diciembre pasado, el saldo total de hipotecas -tanto de familias como de empresas- ascendía a 911.376 millones de euros, después de crecer en 172.042 millones en el año.

Para la asociación, estos datos corroboran que 2006 ha sido un año de inflexión del largo ciclo expansivo del mercado hipotecario iniciado en 1999 y que llevó a que las hipotecas crecieran a un ritmo récord del 26,94% en 2005, del 24,49 por ciento en 2004 y del 24,10% en 2003.

Se hace patente, por tanto, el comienzo de la desaceleración y, según las previsiones de la Asociación Hipotecaria, el aumento en 2007 se situará entre el 14 y el 18%, una cifra muy inferior al de los últimos años pero que permitirá superar la barrera psicológica del billón de euros.

El nivel del precio de los inmuebles alcanzado en 2006 -explica la AHE- y las previsibles subidas de tipos del Banco Central Europeo (BCE) contribuirán durante 2007 a la desaceleración progresiva de la actividad, sobre todo en el segmento de la financiación a la vivienda que, no obstante, tendrá un comportamiento global expansivo.

Menos créditos para vivienda

Los últimos datos publicados por el Banco de España demuestran que los préstamos solicitados por los hogares para la compra de vivienda están creciendo a un ritmo más lento que el total de las hipotecas, pues en noviembre aumentaron el 20,2%, tres puntos menos que el conjunto del sector. De las cifras facilitadas hoy por la Asociación Hipotecaria se deduce que las cajas de ahorros son las que fomentan el fuerte crecimiento del sector, mientras que los bancos están impulsando la desaceleración.

De hecho, las cajas aumentaron el 28,8% el saldo en hipotecas, hasta rozar los 500.000 millones de euros, mientras los bancos las incrementaron un 19,1%, hasta 323.203 millones. En cifras absolutas, esto supone que las primeras elevaron su saldo hipotecario en 111.759 millones de euros, mientras los segundos lo incrementaron en 51.832 millones, menos de la mitad.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_