Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El crudo persiste a la baja y desciende casi tres dólares

El 'Texas' cae un 6,5% debido a las expectativas de temperaturas moderadas

El precio del crudo de Texas mostraba hoy una clara inclinación a la baja en Nueva York y el precio del barril caía casi 3 dólares (2,86 dólares) para cerrar en los 41,32 dólares, debido a expectativas de temperaturas moderadas en el noreste e EE UU y una menor demanda de gasóleo de calefacción.

Al cumplirse la primera hora de actividad en el mercado de materias primas de Nueva York, el Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para febrero se negociaba a 42,00 dólares el barril, después de un descenso de 2,18 dólares respecto del pasado jueves, último día de actividad en el parqué.

Los contratos de gasolina y de gasóleo también mostraban una tendencia descendente y se negociaban en torno a 1,06 dólares por galón (3,7 litros) y a 1,25 dólares respectivamente, después de un descenso de en torno a seis centavos en ambos casos.

Los precios del petróleo y de otros productos refinados persistían hoy en la inclinación bajista que ya mostraron durante la pasada semana, en medio de una actividad menor de lo habitual por las festividades navideñas.

El incremento en reservas almacenadas en EE UU y previsiones de temperaturas por encima de lo normal durante los últimos días de este año y en el inicio de 2005, han reducido las inquietudes de los operadores acerca de si el nivel de oferta será adecuado para atender a la demanda.

Los meteorólogos habían pronosticado un fuerte descenso de temperaturas a comienzos de esta semana en el noreste del país, donde se consume alrededor del 80 por ciento de gasóleo del total nacional, pero esperan una mejoría en los termómetros a partir del miércoles.

El volumen de petróleo almacenado en la última semana evaluada, la que concluyó el 17 de diciembre, era un 7,6 por ciento superior al que se registraba en igual periodo del año anterior.

Las reservas de petróleo aumentaron en 2,1 millones de barriles en ese periodo, las de gasolina en 1,8 millones y las de productos destilados, incluidos el diesel y el gasóleo, en 600.000 barriles, según datos del Departamento de Energía.