Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Acuerdo en DaimlerChrysler para bajar los costes laborales y mantener el empleo

La compañía garantiza el mantenimiento del empleo en Alemania hasta 2012 y reducirá un 10% el sueldo de sus directivos

Representantes de la dirección de DaimlerChrysler y del comité de empresa han alcanzado esta madrugada un principio de acuerdo que permitirá a la compañía reducir sus costes laborales en 500 millones de euros al año desde 2007 y que pone fin a un grave conflicto entre las dos partes.

El presidente del grupo DaimlerChrysler, Juergen Schrempp, ha indicado que el acuerdo alcanzado con el sindicato IG Metall garantiza el crecimiento rentable de Mercedes-Benz, así como el mantenimiento de las instalaciones en Alemania y del empleo al menos hasta 2012.

DaimlerChrysler retira su amenaza de deslocalizar la producción de la Clase C de Mercedes de la planta de Sindelfingen, lo que supone además que se elimina el riesgo de supresión de 6.000 puestos de trabajo.

Jornada de 40 horas semanales

Según los términos del acuerdo, se introduce un nuevo esquema laboral con una jornada de 40 horas semanales en todos los departamentos de desarrollo y planificación. Además, se cancelan algunas condiciones establecidas en las plantas del estado de Baden Wuerttemberg, como el descanso de cinco minutos por cada hora de trabajo.

Asimismo, la subida salarial del 2,7% que estaba previsto aplicar a los trabajadores del grupo desde 2006 no se llevará a cabo, según ha indicado el presidente del comité de empresa de la compañía, Erich Klemm.

Los directivos se bajan el sueldo

El presidente de la multinacional germano-estadounidense ha anunciado asimismo que propondrá a los miembros del consejo de vigilancia de la compañía una reducción del 10% en los emolumentos que perciben los directivos.

Por su parte, el presidente de Mercedes Car Group, Juergen Hubbert, ha indicado que este acuerdo permitirá a la empresa decidir sobre las inversiones para las futuras generaciones de las clases C y E de Mercedes, así como del sector de componentes en Alemania.

El canciller alemán, Gerhard Schroeder, se ha felicitado por la consecución del acuerdo entre la dirección y los sindicatos de DaimlerChrysler y aseguró que se trata de "una victoria de la razón". Canciller, sindicatos y empresa han visto en el acuerdo un posible "modelo para Alemania".